Otra ocurrencia: construir una refinería en Cuautitlán Izcalli; Delfina incita a “defender el voto”

En medio de una romería, con vendedores de recuerdos por todos lados. Playeras, botones, banderas, gorras… ¡Morena es un negociazo!

Era medio día del viernes. El calor, agobiante. Quemaba. Quizá fue lo que impidió el llenazo en el estacionamiento de Zona de Bancos, en el corazón de Cuautitlán Izcalli.

Hay que decirlo: la presentación de Andrés Manuel López Obrador le faltó mucho del empuje (del punch, dirían los boxísticos) que tenía en el 2006, cuando inició la campana que el próximo 1 de julio espera rematar con disparo directo a gol (dirían los futbolísticos), aunque el poder de convocatoria se va mermando.

El candidato de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-Partido del Trabajo-Partido Encuentro Social), compareció ante sus seguidores de Cuautitlán Izcalli y municipios circunvecinos. Muchos locales, pero muchos también provenientes de Cuautitlán, Tepotzotlán, dde Teoloyucan, de Coyotepec -identificados por las mantas que portaban y por los camiones que dejaron cuadras antes-, escucharon las propuestas del político tabasqueño, en un discurso que se repite en cada mitin.

   

Habló de acabar con la corrupción. “Si algún político llega a Morena pensando en que va a robar igual, está equivocado”…

De vender el avión presidencial. “Ya se lo ofrecí a Donald Trump. No voy a ofender a los mexicanos”.

De reducirse el sueldo. “Voy a ganar la mitad de lo que gana Peña Nieto”…

De bajar el sueldo de sus colaboradores. “Vamos a quitarle a los de arriba para dárselos a los de abajo”…

De becas para los estudiantes. “Mejor becarios que sicarios”…

De cancelar las pensiones de los expresidentes. “A Salinas le vamos a dar la de 70 y más”…

De no vivir en Los Pinos. “Va a pasar a ser parte del Bosque de Chapultepec”…

De acabar con la inseguridad y la violencia. “Entre todos haremos un plan para serenar a nuestro querido México”…

De invitar al Papa Francisco a participar en la elaboración del plan para acabar con la inseguridad y la violencia…

Y alcanzó el éxtasis cuando prometió que “no habrá gasolinazos!… La multitud coreó: ¡Obrador…Obrador… Obrador!

Bueno, hasta habló de construir una refinería en Cuautitlán Izcalli…

Y así… Si se va a un mitin, ya se fue a todos.

Las mismas ocurrencias, sólo que con diferente escenario.

Y minutos antes, Delfina Gómez incitando veladamente a la violencia: “¿Están listos para defender el voto? Eso fue lo que nos faltó (en julio de 2017, cuando la profesora contendió por la gubernatura del Estado de México), organizarnos para defender… ¡porque ganamos!