Otra verdad histórica exprés… cuerpos de estudiantes de cine disueltos en ácido

Otro crimen que no será resulto… Según la fiscalía de Jalisco los jóvenes estudiantes de cine que fueron reportados como desaparecidos habrían sido torturados, asesinados y diluidos en ácido y ya se acabó el escandaloso asunto.

En conferencia de prensa, la dependencia informó que se analizaron los restos localizados en la finca del Rancho La Cruz en Tonalá, y tras el cotejo de muestras genéticas de familiares de los jóvenes, se confirmó su homicidio.

Javier Salomón Aceves Gastélum, de 25 años, Daniel Díaz, de 20 años y, Marco Ávalos, también de 20, los tres estudiantes de cine, aprovecharon el puente para grabar un cortometraje, pero a su regreso fueron rodeados por varios sujetos con armas largas, quienes mencionaron que eran de la Fiscalía.

El 19 de marzo se reportó la desaparición de tres jóvenes estudiantes en Tonalá cuando regresaban de una filmación.

La Fiscalía indicó que no tiene indicios de que alguno de los estudiantes tenga un vínculo con un grupo del crimen organizado.

Los estudiantes llegaron a la casa para hacer una tarea escolar, ya que era propiedad de la tía de uno de ellos, quien presuntamente administraba estéticas donde se ejercía la prostitución.

Los jóvenes fueron interceptados por seis hombres armados (al salir de la casa de la tía de uno de ellos, tuvieron una falla mecánica en su vehículo), trasladados a otra casa y presuntamente asesinados.

Después, de acuerdo con los indicios que tiene la Fiscalía, hubo un traslado a una tercera casa, donde los cuerpos habrían sido disueltos en ácido, el mismo 19 de marzo.

Al menos ocho personas habrían participado en el crimen, y hasta ahora solo han sido detenidas dos, Gerardo “N” y Omar “N”, quienes ya fueron vinculados a proceso, por el delito de secuestro agravado.