Otra vez, Luis Miguel bota concierto iniciado, ahora en Acapulco; miles pagaron hasta $4 mil por boleto

Imaginen la escena: Acapulco. Noche de sábado. Vacaciones. El escenario de la Expo del Mundo Imperial, totalmente abarrotada. Luis Miguel sale, lo reciben con aplausos y gritos.

Canta algunos temas, ante la algarabía de los asistentes, sobre todo las mujeres. Todo bien hasta ahí…

De repente, argumentando que las condiciones del sonido no era el adecuado, Luis Miguel abandona el escenario por tercer vez en la noche… Nos tiene alguna sorpresa, pensó seguramente el público. Pero no. Luis Miguel nunca regresó, frustrando a miles de fans que pagaron hasta cuatro mil pesos por un boleto para ver a su ídolo.

De por sí el espectáculo comenzó con una hora de retraso; luego, Luis Miguel quejándose constantemente del audio de los micrófonos. Tres veces se ausentó por tres ocasiones más de 15 minutos del escenario, esperando que los técnicos lo solucionaran.

   

En primera ocasión salió a disculparse con sus seguidores y les comentó que se merecían algo mejor, un espectáculo de calidad. Cantó alrededor de seis temas de sus más grandes éxitos.

La última vez que se metió no salió más, sólo un ingeniero de audio que comentó a los asistentes que el concierto era pospuesto hasta nuevo aviso.

Comenzó la rechifla del público, por la actitud del artista, por lo que salieron del lugar exigiendo a los organizadores que les regresaran el dinero que habían pagado por un boleto. Y en redes sociales vaciaron su enojo.

Horas después, en un frío comunicado, se argumentó que la suspensión se debía a fallas técnicas en el sonido del lugar y se ofrecieron disculpas por los inconvenientes.

Además aseguraban que Luis Miguel repondría el concierto este lunes 26 de marzo y que los boletos serían los mismos. Pero ¿también pagarán el hotel y comidas para aquellos que sólo pasaron en el Bello Puerto el fin de semana?

No es la primera ocasión que Luis Miguel cancela conciertos, aun cuando ya hayan iniciado. Se ha justificado argumentando problemas de salud, pero bien podría ser de ¡salud!