Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

En el PAN prefieren acuerdo entre cúpulas que democracia

Quieren simular con candidato antisistema. La democracia seguirá sin llegar en el Partido Acción Nacional (PAN), pues todo está puesto para que solo haya dos candidatos, uno asignado por las cúpulas partidistas y el otro un débil aspirante antisistema.

Así quedó de manifestó luego de que Héctor Larios renunció a sus aspiraciones de dirigir a Acción Nacional para sumarse al proyecto del exdiputado federal Marko Cortés.

Lo anterior ocurrió luego de que un grupo de gobernadores panistas solicitara a Larios unirse en fórmula con Rafael Moreno Valle, exgobernador de Puebla, el primero dejó la contienda por la dirigencia del PAN.

Asimismo, por medio de un comunicado, se dio a conocer que la decisión de conformar una planilla única es una manera de apostar a la reconciliación y unidad que requiere el PAN ahora.

El antisistema será Manuel Gómez Morin Martínez del Río, quien dice querer dirigir el partido que fundó su abuelo, y buscará la aprobación de los opositores a Ricardo Anaya y su candidato Marko Cortés.

A este último lo asocia con el “oportunismo sectario responsable de la debacle electoral”, y a Héctor Larios, quien pretende “mantener las prácticas corruptas y antidemocráticas del PRIAN”; pero tras la unión de ambos, afirma en entrevista, ahora es hasta más fácil vencerlos.

“Iba yo a contender contra dos desfiguros y ahora voy a contender contra un solo desfiguro. Los grupos cupulares se pusieron de acuerdo”, se despreocupa tras el pacto de Cortés con Larios para ser candidatos a presidente y secretario general, con el apoyo de la mayoría de los gobernadores del PAN.

Gómez Morin Martínez del Río usa el lema “La sangre llama”. “El partido se ha vuelto extremadamente pragmático: Ganar elecciones a toda costa, con quien sea y como sea. El fin justifica los medios. Y entonces nos llenamos de alcaldes corruptos y diputados que nada más van a ver cómo usufructúan el cargo. No es ganar por ganar, es ganar con la gente correcta, con la que va a cumplir y a seguir la doctrina del partido”, subraya.