El Papa aceptar que en cualquier momento se puede desatar la guerra nuclear

“Sí, tengo miedo de verdad. Estamos al límite” de que estalle una guerra nuclear, aceptó el Papa Francisco en el transcurso de su vuelo a Chile, en reunión con los reporteros que lo acompañan en el Papa-avión.

Dentro del avión que lo lleva a su visita a Chile y Perú, Francisco agregó que “basta un accidente (para que se desate la guerra). No se puede hacer precipitar la situación. Debemos eliminar los armamentos nucleares”.

El cuestionamiento del periodista se dio luego que recibieron una estampa con la fotografía en blanco y negro de un niño pequeño que espera el turno para depositar en un horno crematorio el cuerpo de su hermano, víctima de una bomba atómica que impactó Nagasaki el 9 de agosto de 1945 y que dejó unos 80 mil muertos.

En el reverso de la estampa, el líder católico firmó “Franciscus” junto a la frase “El fruto de la guerra…”

En la parte inferior de la foto se observa que el autor es el fotógrafo estadounidense Joseph Roger O’Donnell, quien hizo algunas fotografías después del bombardeo en Nagasaki. “La tristeza del niño sólo se expresa en sus labio mordidos y rezumados de sangre”, apuntó Francisco.

“Esta imagen la encontré por casualidad y fue sacada en 1945. Es un niño con su hermano muerto sobre las espaldas, que está esperando para el crematorio en Nagasaki”, dijo el Papa durante el vuelo.

“Me conmoví cuando la vi y por eso quise escribir: el fruto de la guerra. Quise imprimirla y darla porque una imagen conmueve más que mil palabras”, afirmó.