Su papá castró químicamente a Michael Jackson; es más odiado que Luisito Rey

Le salió competencia al odiado papá de Luis Miguel, Luisito Rey, pero se quedó corto comparado con las atrocidades del padre de otra querida figura del espectáculo sufrió abusos y explotación.

El médico que pasó dos años en prisión acusado de la muerte de Michael Jackson, Conrad Murray, reveló que el cantante fue “castrado químicamente” por su padre cuando era un niño con la intención de que no perdiera su característica voz aguda, publicó The Sun.

El diario británico publica las declaraciones del médico poco después de la muerte de Joe Jackson. “Michael solo conocía malos tratos por parte de su padre. No tengo palabras para describir el horror que supone que alguien castre químicamente a su hijo para que no pierda su voz aguda”, señala.

   

En una grabación el facultativo, que cumplió dos años de condena tras la muerte de Michael, dice que Joe Jackson es “uno de los peores padres de la historia”. Y añade: “Espero que haya encontrado la redención en el infierno”. Los malos tratos de Joe Jackson”.

La relación de Joe con sus hijos siempre estuvo marcada por la polémica debido a los supuestos malos tratos que estos habrían sufrido a sus manos durante su infancia, aunque él nunca se arrepintió de la manera en la que les educó.

La mano de hierro con la que gestionaba a sus hijos llegaba hasta el punto en el que no les dejaba llamarle “papá”, ya que quería que fuesen “chicos duros”, tal y como el propio Joe apuntó en una entrevista en el New York Post.

Joe abusaba de sus hijos tanto física como sexualmente y “les destrozaba” con la hebilla del cinturón si cometían errores en los ensayos diarios, según reconoció el propio Michael Jackson en una entrevista con Oprah Winfrey.