Pasajeros estadounidenses del avionazo, recibirán millonaria indemnización

Aeroméxico está dispuesta a llegar a un arreglo con las víctimas del avionazo de Durango que han demandado en cortes de Estados Unidos a la empresa acusando negligencia por elevar un vuelo en condiciones adversas.

Ya son más de 11 los pasajeros estadunidenses, de los 65 que viajaban en el avión de Aeroméxico que se desplomó en Durango el pasado 31 de julio, que han presentado demandas contra la aerolínea en Chicago.

Así lo dio a conocer el despacho de abogados Corboy & Demetrio, con sede en esa ciudad a través de un boletín informativo y busca al resto de los ocupantes de la aeronave para levantar más denuncias.

“Todas las personas en este vuelo tienen derecho a saber exactamente qué causó el accidente del avión. Un avión simplemente no cae del cielo porque está lloviendo mucho”, dijo el cofundador de Corboy & Demetrio, Thomas A. Demetrio.

Sin embargo, el grupo de abogados de Aeroméxico en Estados Unidos no se espera al citatorio y ya buscan una arreglo económico con las víctimas para evitar el escándalo, pues consideran que un juicio legal traería más pérdidas a la empresa, por el desprestigio.

El viernes, Néstor Martínez, de 43 años, profesor de origen mexicano y residente en Chicago, quien viajaba en el avión de Aeroméxico que se accidentó demandó por negligencia a la compañía aérea.

De acuerdo con documentos judiciales presentados en la corte del condado Cook, en Chicago, Martínez alegó que Aeroméxico fue negligente al permitir que despegara el vuelo 2431 en medio de una tormenta de fuertes vientos, lluvia y granizo.

Las 103 personas a bordo sobrevivieron al evacuar el avión Embraer 190 de Aeroméxico antes de que se incendiara.