Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Pelea por pensiones en Nicaragua deja unos 30 muertos; la echan abajo; México se asoma al espejo

Luego de unos 30 muertos, incluyendo a un comunicador, y días de protestas, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció la cancelación de la controversial reforma al sistema de seguridad social que originó violentas protestas.

Ortega aludió igualmente al mensaje del Papa Francisco, quien llamó a “evitar el derramamiento de sangre sin sentido” en Nicaragua. “Todos queremos que cese la violencia”, dijo el mandatario.

En un mensaje televisado el presidente anunció que el Consejo Directivo de Seguridad Social decidió dar marcha atrás a la reforma que establecía un alza a partir de julio próximo del aporte de los trabajadores y empleadores, y reducía las futuras pensiones.

La revocatoria del decreto permitirá abrir el diálogo con los sectores que iniciaron furiosas protestas en contra de la medida, creada para restablecer el equilibrio financiero al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Presionado por una serie de saqueos a comercios y bloqueos callejeros, Ortega dijo el sábado que estaba dispuesto a revisar la reforma.

En su comparecencia, No obstante, Ortega comparó a los manifestantes con pandilleros como los que actúan en el norte de Centroamérica.

“Esto nos obliga a poner en nuestra agenda el combate a las pandillas. Combatirlas para que no sigan actuando de la forma que actúan, que no se sigan matando entre ellos mismos y que no vayan a asaltar establecimientos”, dijo.

Las acciones policiales contra los manifestantes y los obstáculos a algunos medios en los últimos días han alimentado críticas más amplias contra Ortega, quien gradualmente ha reforzado su control sobre las instituciones del país desde que regresó a la presidencia en enero de 2007.