Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Peña enciende al mecha y critica las campañas de los candidatos a la Presidencia

Que sus tiempos fueron mejores. Luego de utilizar las instituciones para atacar a aquel que no le conviene, el presidente Enrique Peña Nieto dijo lamentarse porque haya más ataques que propuestas por parte de los aspirantes a la Presidencia de la República.
Se refirió al clima que vivió cuando fue candidato “El ambiente rumbo a la elección era más festivo, más cargado de propuestas que de descalificaciones”, afirma. “Los dimes y diretes propios de toda competencia electoral deben quedar al final”, señaló.

Cabe señalar que los tiempos de Felipe Calderón, quien era presidente cuando Peña era candidato, aunque violentos no se registraron tantas muertes como en su administración.

Aunque la PGR dependencia del gobierno federal ha mostrado a la opinión pública el supuesto delito de lavado de dinero, involucrando al candidato del Frente Ricardo Anaya, el presidente también respondió a las acusaciones que ha realizado el abanderado de la coalición por “México al Frente”, Ricardo Anaya, al asegurar que él es respetuoso de la libertad de expresión, del proceso, de los candidatos y sus dichos, por lo que habrá de conducirse dentro de la ley.

Sin mencionar el supuesto acuerdo con el abanderado de Morena, Andrés Manuel López Obrador dijo que será absolutamente respetuoso de la preferencia mayoritaria que expresen los mexicanos en las urnas el próximo 1 de julio.

De gira por la península de Baja California, el mandatario señaló: “Hace seis años, a lo largo de mi recorrido por la geografía nacional, asumí compromisos, hice postulados de lo que habría de marcar esta administración, y que en buena medida hemos podido alcanzar, sin dejar de reconocer también, obviamente, los retos y desafíos que están pendientes”.

Recalcó que será respetuoso de libertad de expresión, porque “no hay proceso electoral que no genere polémicas y señalamientos, pero al final de cuentas el Gobierno de la República se mantendrá respetuoso del proceso, de los candidatos, de sus postulados, de sus dichos, de lo que postulen, porque al final se trata que sea la sociedad mexicana la que defina a partir de lo que escuche y vea cuál es la preferencia electoral por la que habrá de optar”.