Peña gasta mucho más en “chayopublicidad” de lo autorizado por el congreso

Lo ve como una inversión, pero no tiene llenadera. El gobierno de Enrique Peña Nieto realiza un gasto en publicidad para que sus buenas noticias se cuenten y no las malas, pero no tiene control. El sobreejercicio ha sido su palabra preferida.

En 2016 se gastó más de 10 mil millones de pesos, lo que equivale al presupuesto del mismo año que se ejerció para becas de posgrados y apoyos del Conacyt”, apuntó Justine Dupuy, coordinadora del programa de rendición de cuentas y combate a la corrupción en Fundar.

Así es como Peña Nieto tiene contentos a dueños de medios de información, en especial a televisoras, pues en país hay “patrones (formas) que permiten que cierto gasto en publicidad oficial se haga de manera opaca y permita una censura. ¿Qué hemos visto al analizar los presupuestos, al acceder a información vía solicitud, a través de entrevistas en el campo? El último informe que hemos publicado se llama Contar lo bueno cuesta mucho… y lo que vemos en este último informe, enfocado en los gastos en publicidad oficial a nivel federal, lo que podemos ver es que hay un gasto multimillonario”, aseguró.

Dicho informe revela también un sobreejercicio, el cual deja ver la falta de control, no tiene llenadera para tapar sus errores y se hable bien de él.

“El actual gobierno se ha caracterizado por los sobreejercicios en el gasto en materia de publicidad –71.86% más de lo aprobado por la Cámara de Diputados, lo cual equivale a más de 15 mil mdp adicionales-, en un periodo donde han existido recortes al presupuesto en sectores como salud, desarrollo social y medio ambiente“, apunta Fundar.

“Este sobreejercicio existe año tras año, se termina gastando mucho más en un rubro que no debería ser prioritario”, sostuvo Dupuy.