El de Peña, un gobierno sumiso y agachón, ante Trump

El sacerdote y activista Alejandro Solalinde Guerra calificó como “vergonzoso” el papel del gobierno mexicano que encabeza Enrique Peña Nieto, en la crisis humanitaria que están sufriendo los niños migrantes en los centros de detención de Estados Unidos, donde son enjaulados y humillados los menores de edad.

“Es vergonzoso que este Gobierno mexicano no tenga un ápice de humanidad para defender a estos niños. Son cuatro mil niños y muchos de ellos son mexicanos. No podemos tener un Gobierno sumiso y agachón”, dijo el sacerdote.

“Es inhumano, es indignante que esté pasando esto. Donald Trump está llevando al límite a Estados Unidos no sólo con una imagen hecha pedazos que ya no se diga que raya en la ilegalidad, sino en la inhumanidad”, dijo.

Solalinde Guerra exigió al gobierno de México defender a los niños “con todo” y buscar una repatriación conforme a los derechos humanos. Pero que no se puede criminalizar a los inmigrantes y menos aceptar la estrategia de separar de sus hijos a los padres que han entrado a un país de forma irregular.

“Tenemos 50 consulados en los Estados Unidos, nomás gastando dinero para no defender a los connacionales como debe de ser”, afirmó.

El activista y defensor de los derechos de los migrantes hizo un llamado a la Iglesia Católica de México y de Estados Unidos a pronunciarse de inmediato sobre la crisis que están viviendo los menores hijos de migrantes. Añadió que Donald Trump llegó “al colmo de la locura” y actúa como una persona “totalmente desquiciada e inhumana”.