Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Peña maicea encuestadoras, le dan 30% de aprobación; ¡Lo que hace el dinero!

A gran caudal el dinero se reparte desde Los Pinos a las encuestadoras, las cuales se deshacen por halagar al presidente Enrique Peña Nieto todo para sentirse aceptado y que le digan que la gente lo quiere y lo respeta. Así se justificaría un posible fraude electoral para conservar la Presidencia de la República.

En enero pasado, unos días después del gasolinazo por la reforma energética, el 86% de los ciudadanos dijo que desaprueba la forma en que Peña Nieto está haciendo su trabajo como presidente. Solo 12% dijo que la aprueba.

En la evaluación pasada, en diciembre de 2016, el 24% dijo aprobaba la labor de Peña Nieto, y la desaprobación de ubicó en 73%.

Ese 86% de desaprobación registrado en enero de 2017 es el nivel más bajo de popularidad que haya tenido Peña Nieto durante su administración.

Pero luego de los terremotos de septiembre pasado, cuando Peña tomó el control de entregar apoyos a los damnificados y prohibir que cualquier otro político o persona civil repartiera las grandes aportaciones, su popularidad se incrementó, aunque no a los niveles que señalan las encuestadoras oficiales, que por cierto en las pasadas elecciones fueron las que “más se equivocaron”, pues muy probablemente ellas ya sabían que iban a estar erradas.

Por ejemplo, Buendía&Laredo para El Universal, diario oficial del gobierno Peñista, el cual utiliza también para sus ataques, ubica la aprobación de Enrique Peña Nieto en 31 por ciento, tres puntos arriba del trimestre anterior. Mitofsky en El Economista la tiene en 26 por ciento en noviembre, cuatro puntos porcentuales arriba que en agosto. Y así todos los encuestadores apuntan a que el Presidente se ha recuperado.

El presidente tiene como objetivo llegar a la elección del 1 de julio con 30 por ciento de aprobación y según el presidente nacional del tricolor ganarán la elección con el 40% de las preferencias del electorado.

La ciudadanía no ha olvidado la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa ni el haber rendido tribuno al ahora presidente Donald Trump y mucho menos las reformas que tienen en jaque a la economía del grueso de la población, pues si sube la gasolina se viene la cascada de aumentos.