Con Peña Nieto, deuda de México llega a 56% del PIB

No hay freno en endeudamiento y Hacienda asegura que México no está ni cerca de una crisis económica. El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que la deuda general llegará a su punto máximo en 2017.

El FMI vaticina que el endeudamiento será evidente hasta el 2018, cuando, estiman, la misma deuda bruta del sector público se mantendría en 56.1% del Producto.

Es decir, que todo está planeado para que la bomba estalle cuando el gobierno de Enrique Peña Nieto esté de salida.

Las obligaciones públicas totales, incluida la deuda de Petróleos Mexicanos (Pemex), la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y banca de desarrollo, llegarán a 56.1% del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2017. A partir de ese año, proyectan que iniciará un retorno, y será hasta el 2021 cuando llegue a 53.3% del PIB.

Recién José Antonio Meade, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) aseguró que México no está ni cerca de una crisis financiera y todo gracias al endeudamiento responsable que ha tenido y justificó que esa compra de créditos se debe a administraciones pasadas, para superar la crisis de 2008.

Vitor Gaspar, director de asuntos fiscales del FMI, respaldó los esfuerzos del gobierno mexicano para comenzar a estabilizar la deuda, pero enfatizó que sigue latente la recomendación del organismo para generar un plan multianual de metas para corregir el endeudamiento y establecer un consejo fiscal independiente.

Esta recomendación del consejo fiscal fue realizada por el FMI desde el 2014, en las conclusiones a la revisión del artículo IV del FMI para México.

De acuerdo con el funcionario del Fondo, la creación de este consejo “generará un vínculo más estrecho entre las metas de deuda y objetivos de déficits fiscales”.

Una vez establecido, “podría garantizarse un marco de reglas fiscales que permita reponer la flexibilidad para responder a eventos de corto plazo y anclar la deuda pública en el largo plazo”.

Deuda mundial sigue vulnerando

En la presentación del reporte, el funcionario destacó que la deuda mundial se encuentra en niveles sin precedentes, de 152 billones de dólares, equivalente a 225% del PIB mundial.