Peña Nieto, a la corte de la OEA por en el caso Atenco

Ahora, con la investidura presidencial de México, Enrique Peña Nieto será investigado por la Corte Interamericana, por el sonado caso de las mujeres de Atenco, luego de crear un clima de impunidad cuando era gobernador del Estado de México.

En el último trimestre de este año, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) analizará las declaraciones públicas que realizó Peña Nieto, sobre la vejación y violaciones a hombres y mujeres, actos que dejó en la impunidad, de acuerdo con el organismo internacional dependiente de la Organización de Estados Americanos.

De acuerdo con información de la revista Proceso, desde que era gobernador del Estado de México, Peña hizo hasta lo imposible para evitar que el caso de las 11 mujeres de San Salvador Atenco que se atrevieron a denunciar que fueron vejadas por uniformados durante los operativos del 3 y 4 de mayo de 2006 llegara a la Corte Interamericana.

Pero luego de desatender las observaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), provocaron que llegara a esa instancia, que en el último trimestre de este año analizará el caso. Por primera vez que se tomarán como objeto de análisis las declaraciones públicas de Peña Nieto para investigarlo.

Los agravios contra los atenquenses, sobre todo contra las mujeres cuyas garantías individuales fueron conculcadas es merecedora de “medidas administrativas, disciplinarias o penales”, insiste la CIDH, que remitió el caso a la Corte Interamericana luego de que el Estado mexicano se negara a atender las recomendaciones formuladas en octubre de 2015.

Las conclusiones de la CIDH sobre el caso Atenco hacen señalamientos concretos a Peña Nieto como uno de los diseñadores de la estrategia policiaca contra pobladores y activistas de Atenco cuando fue gobernador del Edomex, responsabilidad que será analizada en la audiencia.

Araceli Olivos Portugal, la abogada del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) que representa a las agraviadas, considera inédito que la CIDH haya considerado en el informe que remitió a la Corte las declaraciones públicas de Peña Nieto y altos funcionarios de su gobierno.

“Es un hecho inédito que la CIDH razonara que, con sus declaraciones, (Peña Nieto) generara un clima de impunidad en el que prevalece el caso hasta el día de hoy”, señaló.

 

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo