Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Peña pasa a la historia como el presidente del gasolinazo, la incrementó 77%

El actual sexenio se inició con el Pacto por México que apuntaló las reformas estructurales con las cuales el gobierno del actual presidente Enrique Peña Nieto, incrementó al menos 8.4 pesos por litro de gasolina, es decir, el 77% más en términos nominales.

En su comparecencia ante diputados, el titular de la SHCP fue cuestionado acerca de los datos específicos de los incrementos de los combustibles durante el sexenio, de la canasta básica, deuda pública, las reservas internacionales, el PIB, principalmente.

González Anaya señaló que el gobierno tomó decisiones difíciles, que no siempre fueron populares. “Los retos en el sector energético siguen siendo enormes, sin embargo, esta reforma ha sido exitosa porque por un lado nos permitió amortiguar los choques externos detonando la inversión y por otro generará desarrollo económico a la largo plazo en muchas zonas del país que lo necesitan”, explicó.

Eso en el sexenio, pero en los últimos ocho meses, el precio al consumidor de la gasolina regular, la de mayor venta en México por ser la de menor costo, se ha incrementado a una tasa superior al de la gasolina tipo Premium, por lo cual el margen de diferencia entre los precios de ambos combustibles se ha reducido.

Con base en datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el precio promedio mensual de la gasolina regular fue de 16.70 pesos por litro en enero y subió a 18.92 pesos en agosto, una variación al alza de 13.3 por ciento. En tanto, el combustible Premium costó 18.45 pesos por litro en enero y subió en agosto a 20.42 pesos, un alza de 10.6 por ciento.

Sin embargo, el 31 de agosto pasado, la CRE reportó que el precio promedio diario de la gasolina regular ascendió a 19.08 pesos por litro, apenas 1.41 pesos menos que la gasolina Premium, que en esa fecha se vendió en 20.55 pesos por litro.

A la par de las cotizaciones internacionales del petróleo crudo, las gasolinas no han detenido su avance desde la liberación del mercado, en noviembre de 2017, y cuya circunstancia ha sido factor para que la inflación se ubique por arriba de 4 por ciento anual, una tasa fuera del objetivo del Banco de México.

El incremento en el precio de la gasolina regular a lo largo del año redujo la brecha que existe con el de la gasolina Premium: si en enero la gasolina regular era 2.22 pesos más barata, la diferencia con la Premium registrada en agosto fue de 1.97 pesos por litro solamente.

Tras el llamado “gasolinazo”, automovilistas dejaron de comprar gasolina Premium y optaron por la regular, por ser más barata.