Con Peña se impone récord de las campañas más violentas en México

Y esto todavía no se acaba. Nunca antes se habían registrado tantos políticos asesinados en un proceso electoral como ha ocurrido en esta contienda bajo el sexenio del priista Enrique Peña Nieto. De acuerdo con las estadísticas oficiales han sido 91 los políticos asesinados en solo siete meses.

La muerte violenta más reciente ocurrió, precisamente a un priista chapulín, se trata de Abel Montufar Mendoza, alcalde con licencia de Coyuca de Catalán, en la región de Tierra Caliente de Guerrero, y quien aspiraba a una diputación local por el distrito 17.

Según las cifras de la consultoría Etelekt, suman 90 políticos asesinados y más de 180 víctimas de agresiones directas, lo que ha convertido a este proceso electoral no solo como el que tiene más puestos en disputa (3,400), sino también como el más violento en la historia del país.

En la lista se encuentran 22 precandidatos, 15 exalcaldes, 13 regidores, 13 militantes de partidos con distintos puestos, 10 alcaldes en funciones, siete dirigentes partidistas, cuatro candidatos, dos exregidores, un diputado local, un representante municipal, un exsíndico y un exdiputado federal.

Un informe sobre violencia política publicado en abril por Etellekt, revela que el 69% de las víctimas fueron directamente asesinadas, mientras que 12 % fueron secuestradas y posteriormente halladas sin vida y con señales de violencia.

La violencia contra políticos refleja la crisis de inseguridad que atraviesa el país, con los índices de asesinato y otros delito de alto impacto por las nubes. Solo en el estado priista de Guerrero se han contabilizado 18 muertes violentas de políticos.

Coyuca y Ciudad Altamirano son municipios de la región de Tierra Caliente, que comunica Guerrero con Michoacán y el Estado de México. Igual que en el resto del estado, los índices delictivos han aumentado en la zona en los últimos tiempos. Hace apenas un año, el exacalde de Coyuca, Eli Camacho, fue asesinado en Ciudad Altamirano. Camacho trabajaba entonces para el gobernador del estado, Héctor Astudillo, también del PRI. Un mes antes, un grupo armado secuestraba en Coyuca a un exdiputado federal. Y días antes de aquello, sicarios asesinaron en Coyuca al diputado local Modesto Carranza.