Peña y sus secretarios omiten declarar sobre detención de César Duarte

Lo protegen con todo. Además de denunciar la retención de recursos económicos del gobierno de Enrique Peña Nieto, el gobernador de Chihuahua exige la detención del exmandatario César Duarte, por el saqueo a las arcas del estado con lo cual se benefició al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Sin embargo, el la administración peñista, prefiere tragarse sus comentarios sobre el caso Duarte Jáquez, y desvía toda la atención sobre las partidas presupuestales, donde seguramente tienen todas las de ganar, ya que esas partidas “extras” son los moches que dan a los gobernadores para completar el gasto y no son oficiales.

Sin embargo, el gobernador Javier Corral Jurado pidió a nombre de los chihuahuenses, que autoridades federales agilicen los mecanismos para extraditar al exgobernador César Duarte Jáquez, sobre quien pesan 10 órdenes de aprehensión.

             

Durante la Reunión Informativa por la Defensa de la Dignidad del Pueblo de Chihuahua a la que convocó este domingo, Corral Jurado también pidió a las autoridades hacendarias de México, cumplir con tres convenios pendientes en un depósito de 780 millones de pesos.

Casi al final de su participación, dijo que la petición principal es la exigencia de la inmediata extradición del ex gobernador Duarte Jáquez, “para que comparezca ante los tribunales de Chihuahua y enfrente la justicia que el pueblo reclama”.

En su intervención, expresó que su exigencia también es que las autoridades federales respeten “y se nos transfieran de inmediato los recursos convenidos para el saneamiento financiero de Chihuahua”.

De eso, el titular de la Procuraduría General de la República no ha emitido declaración, y es que depende únicamente a esa dependencia, solicitar la detención del exgobernador César Duarte, quien se oculta en Estados Unidos, donde busca la naturalización en ese país y de alcanzarla ya no podrá rendir cuentas al gobierno mexicano.