Peña suma otro fracaso en la lucha contra el secuestro

También hay simulación en las cifras. En el combate al secuestro, el gobierno de Enrique Peña Nieto sumó otro fracaso, pues en lo que va de su sexenio, a meses de que concluya, ese delito se duplicó con base al sexenio anterior. Se pasó de cinco mil 579 a 10 mil 898 casos, según el más reciente reporte de la organización Alto al Secuestro que encabeza Isabel Miranda de Wallace.

Apoyado en dicho dato, el informe de la agrupación civil sostuvo que la estrategia implementada en ese rubro por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha sido un rotundo fracaso.

Miranda de Wallace comentó que al parecer hay una disminución en los casos de secuestro, o se han mantenido las cifras, lo que consideró se pueda deber a un cambio en la metodología utilizada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública (SESNSP), lo cual es calificado como “maquillar cifras”, o una simulación de los hechos.

La activista pidió al Congreso de la Unión etiquetar los recursos de combate a este delito, toda vez que cada estado hace lo que quiere con ellos, lo que permite que algunas entidades sigan ocultando información.

Al ofrecer datos de la organización que encabeza sobre el delito de secuestro al mes de marzo, reveló que los estados con mayor incidencia en el delito son Estado de México con 30, Veracruz 20 y Tamaulipas 13; mientras que las entidades sin casos son Aguascalientes, Baja California, Campeche, Colima, Guanajuato, Sonora, Tlaxcala y Yucatán.

También pidió claridad en el tema a los candidatos presidenciales que muestren la política y la metodología que seguirán si llegan a la Presidencia.

“Los ciudadanos queremos saber cómo, cuándo y con qué recursos se cumplirán sus propuestas en temas de seguridad y justicia. Si no trabajamos desde la raíz para erradicar el secuestro, lamentablemente seguiremos viviendo partes de guerra mes a mes”, señaló.

Consideró necesario crear unidades, con personal capacitado, sueldos dignos y cuyos integrantes hayan aprobado todos los exámenes de control de confianza; además de que sean única y exclusivamente dedicadas a combatir el secuestro, no involucrarla en otros delitos.