De pensionados, la próxima gran crisis en México

Y falta poco. El descontento social de los primeros pensionados por los fondos para el retiro (Afore) se alista y de acuerdo con expertos será muy grande.

Pablo Sprenger, director general de Sura México, consideró que la primera generación de trabajadores mexicanos en jubilarse con el sistema Afore está próxima y tendrá problemas para subsistir con la cuarta parte de su salario.

La pensión que recibirán será de una cuarta parte del salario promedio de sus últimos cinco años en activo. Es un problema que si no se atiende, la gente estará marchando en las calles porque no le alcanza la pensión.

Lo menos que se debe aportar a una cuenta individual es 10 por ciento del salario. Lo ideal sería 14 por ciento, para lograr una pensión equivalente a 60 por ciento del último ingreso antes de pasar a retiro, dijo Pablo Sprenger.

             

La primer generación de trabajadores mexicanos que se jubile bajo el sistema de Afore lo hará en unos tres años. Si no se atiende el problema, en algunos años la gente va a estar marchando en las calles porque no le alcanza la pensión, comentó. Va a haber una crisis en México por esto; no en tres años, no en 2025, pero sí en 2030, cuando sea mayor el universo de trabajadores pensionados y con un ingreso insuficiente.

Entre los países donde los sistemas de retiro están basados en cuentas individuales gestionadas por empresas privadas, como son las Afore, los trabajadores mexicanos son quienes tendrán la pensión más baja, respecto de su último salario.

La llamada tasa de remplazo, que es el monto de pensión comparado con el salario de los últimos cinco años como trabajador activo, será en México de 25 por ciento; en Chile es de 50 por ciento, y el año pasado hubo fuertes protestas de trabajadores para reclamar que fuera mayor; en Perú es de 13 y en Colombia de 12 por ciento, añadió.

“Este tema es muy complejo de tratar en una campaña electoral, porque genera poco valor político”, añadió. T”ener pensiones mayores implica aumentar la aportación y eso al final lo termina por pagar el trabajador porque las finanzas públicas no tienen capacidad de absorber esa carga. Pero en otros países los problemas empezaron cuando se pagaron las primeras pensiones bajo el sistema de cuentas individuales, algo que en México ocurrirá en menos de tres años”, enfatizó.