Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Perfilan libertad de María de los Ángeles Pineda (el poder tras el trono en Iguala), pasado el 1 de julio

No sería raro ver a María de los Ángeles Pineda Villa salir de prisión después del 1 de julio. Por l,o pronto, este lunes un tribunal colegiado requirió a la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolver si un juez de Tamaulipas o de la Ciudad de México debe atraer el amparo en revisión 181/2018 que interpuso contra la formal prisión que se le dictó en 2015 por cohecho.

De acuerdo con la esposa del ex alcalde de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca, y a quien autoridades presuntamente relacionan con la organización criminal Guerreros Unidos y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el juez debió declararse incompetente tras dictar el auto de formal prisión y enviar el caso al impartidor de justicia de Nayarit.

A la señora Pineda se le reconoce como la persona que dirigía el gobierno de Iguala, más que el alcalde José Luis Ayala.

En el recurso que determinará el ministro José Ramón Cossío, si le corresponde al juez local o uno de la Ciudad de México conocer el juicio de Pineda, la quejosa impugnó que la orden de aprehensión y auto de formal prisión fueron dictadas por un juez de Distrito en Tamaulipas.

   

Además que le aplicaron de manera indebida el artículo 10 del Código Federal de Procedimientos Penales, ya que las acusaciones en su contra fueron en la Ciudad de México. En la actualidad está presa en un penal federal de Tepic, Nayarit.

Dicho artículo indica que es competente para conocer de los delitos continuados y de los continuos o permanentes, cualquiera de los tribunales en cuyo territorio aquéllos produzcan efectos o se hayan realizado actos constitutivos de tales delitos…

“También será competente para conocer de un asunto, un juez de distrito distinto al del lugar de comisión del delito, atendiendo a las características del hecho imputado, a las circunstancias personales del inculpado, por razones de seguridad en las prisiones o por otras que impidan garantizar el desarrollo adecuado del proceso, cuando el Ministerio Público de la Federación considere necesario llevar el ejercicio de la acción penal ante otro juez”.

“Se destapó el caso Ayotzinapa y los protagonistas mueven sus piezas para, una vez pasado el proceso electoral, recuperar la libertad”, opina un politólogo consultado. Ya hasta se bromea en el sentido de que Andrés Manuel López Obrador los espera con una senaduría plurinominal.