Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Periodistas le dan la espalda a Osorio Chong; es el sexenio contra comunicadores

“Amigos de la prensa”, es un frase que utiliza mucho el presidente Enrique Peña Nieto, pero es solo eso, una muletilla. Este sexenio se ha caracterizado por ataques a quienes difunden la información, aunque sí, tiene a sus preferidos, aquellos que publican las buenas noticias, las que él, Peña, quiere oír.

El hartazgo es tal que Periodistas le dieron la espalda al Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, durante una conferencia del funcionario en Mazatlán, Sinaloa, al término de una reunión de seguridad, para protestar no por el espionaje que realiza el gobierno federal, sino por la impunidad tras la muerte de periodistas.

Los manifestantes mostraron pancartas con las leyendas “Justicia Javier Valdez” y “No al silencio Javier Valdez”, para exigir el esclarecimiento del homicidio del fundador del semanario Ríodoce.

Los cuatro manifestantes dieron la espalda a Osorio Chong y al Gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz, para enseñar las pancartas a camarógrafos y fotógrafos.

Junto al titular de la Segob también estaban el Secretario de Defensa, Salvador Cienfuegos, y el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, entre otros funcionarios federales y locales.

Osorio Chong, en la conferencia, dijo que se revisó el avance de las investigaciones de varios crímenes registrados en la entidad, entre ellos el de Valdez.

“También se revisó cómo van las investigaciones de algunos de los casos que han sucedido en las últimas semanas en el Estado, me refiero al periodista (Valdez).

“Me refiero al doctor, al abogado, a los dos maestros, y otros casos, entendiendo que la sociedad requiere respuestas, requiere saber qué sucedió y por supuesto nuestra obligación de evitar que esto vuelva a pasar y esto sólo se logra si hay detenidos y hay sentencias”, señaló.

Javier Valdez fue ejecutado el 15 de mayo al salir de las oficinas de Ríodoce, en pleno centro de Culiacán, Sinaloa, sin que hasta el momento se haya detenido a los autores materiales o intelectuales.

El responsable de la política interior de México no tocó el tema del espionaje telefónico que realiza el gobierno de Peña Nieto contra activistas sociales y contra comunicadores. El gobierno federal ha tratado de guardar silencio ante el escandaloso tema.