En Perú, como en México, negocian con la justicia; Fujimori sale de la cárcel

Salvado por el escándalo de corrupción de Odebrecht. Al puro estilo de la política mexicana, el expresidente peruano Alberto Fujimori salió de la prisión para ser trasladado a una clínica.

Esto se da luego de que el actual presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, evitara la destitución como mandatario, gracias al grupo de legisladores que comanda el hijo del exmandatario.

lberto Fujimori, que gobernó entre 1990 y 2000, fue preso desde el 2007 por su responsabilidad en la muerte de 25 personas en las masacres de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992) durante la guerra sucia entre militares y guerrilleros izquierdistas.

Kuczynski dijo recientemente que un equipo de médicos evaluará en su momento la salud del expresidente Fujimori para determinar si corresponde o no un indulto humanitario, algo que podría ser definido antes de fin de año.

En México este caso se puede comparar con el de la profesora Elba Esther Gordillo, quien luego de la alianza partidista entre el Partido Revolucionario Institucional y el partido que ella fundó, Nueva Alianza. La profesora ahoga goza de prisión domiciliaria y ya ni brazalete usa.

Su hijo Kenji Fujimori, el legislador más votado en las últimas elecciones parlamentarias, provocó el jueves una estampida de un grupo de 10 congresistas del partido Fuerza Popular, liderado por su hermana y excandidata presidencial Keiko, que logró salvar a Kuczynski de una destitución en el Congreso.

Esto generó fuertes críticas de otros parlamentarios de Fuerza Popular, que pidieron la renuncia de Kenji, quien ha manifestado varias veces que su prioridad es buscar la liberación de su padre

El expresidente de Perú, Alberto Fujimori, encarcelado por abusos a los derechos humanos, fue internado el sábado en una clínica por un cuadro de “hipotensión” y “arritmia”, informó su médico de cabecera Alejandro Aguinaga.

Imágenes de televisión mostraron el traslado de Fujimori en una ambulancia, rodeado de un fuerte resguardo policial, en medio de reportes respecto a que recibiría un perdón presidencial del mandatario Pedro Pablo Kuczynski.

“Hay una arritmia que resultó más severa (…) que lo ha complicado seriamente. Los cardiólogos han creído conveniente evacuar, porque ha habido una caída de presión y luego este cuadro de la arritmia que es el tercer o cuarto episodio”, dijo Aguinaga a la radio local RPP. “Está complicado”, agregó.

Fujimori, de 79 años, ha sido operado en cinco ocasiones en la lengua por lesiones cancerígenas y sufre de la presión arterial, además de depresión, según sus médicos.

“Él ha estado muy afectado de ver declaraciones o actitudes de sus correligionarios (…), un grupo que se dedicó a insultar a (su hijo) Kenji innecesariamente (…) y eso ha deteriorado su salud”, explicó Aguinaga.