El peso mexicano va perdiendo la guerra económica que inició Trump; eleva inflación

La mala política económica de México pone en la pared a la economía mexicana, pues del valor del dólar dependen muchos productos y por su puesto, los niveles de la inflación. México al no contar con refinerías depende mucho de Estados Unidos y el valor del combustible del tipo de cambio peso-dólar, el primero ha registrado cuatro días de caídas.

Luego de que el peso mexicano cayera hacia su nivel más débil desde febrero de 2017 por el temor a que un pacto comercial con Estados Unidos no sea aprobado por el Congreso antes de 2019 y a la guerra comercial desatada por Donald Trump, imposición de aranceles.

La moneda mexicana registra una pérdida de el 1%, a 20.39 por dólar, representa el declive más pronunciado entre las monedas de los mercados emergentes después del rand de Sudáfrica.

La ‘guerra de aranceles’ está nublando el panorama para el acuerdo comercial, aumentando el riesgo, incluso de que Estados Unidos se levante de la mesa de negociaciones.

México en respuesta aplicará aranceles de entre 15 al 25 por ciento a productos de acero y aluminio, así como algunos bienes agrícolas procedentes de Estados Unidos.

El presidente Donald Trump está “considerando seriamente” dividir las negociaciones del TLCAN, declaró el director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, Larry Kudlow a Fox News.

Para Kudlow, los países tienen diferentes circunstancias y justifican diferentes acuerdos comerciales.

México anunció que impondrá una tarifa de 20% a las importaciones de cerdo provenientes de Estados Unidos, en un entorno donde el peso se sigue debilitando ante un ensombrecido panorama comercial, donde se percibe que las probabilidades de llegar a un acuerdo en la renegociación del TLCAN este año se están diluyendo, explicó Banco Banorte en un análisis.