Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

PGR no sabe qué sucedió en el ferry, “pero terrorismo no fue”, afirma

Les aterra llamarlo por su nombre. Otra de sus contradicciones, ¿y quien le cree la PGR? Para el FBI, quien participó en la investigación la explosión del ferry fue por un artefacto explosivo que fue detonado cuando había personas y el gobierno de Quintana Roo se trató de un hecho para desestabilizar al gobierno, y aunque la Procuraduría General de la República no sabe qué sucedió pero terrorismo no es. No saben cómo llamarlo.

La misma PGR que desplegó un ejército de federales con perros buscando explosivos antes de que las personas aborden las embarcaciones no quiere que los turistas se asusten y sale a declarar que se mantenga la calma.

Según la PGR la explosión del pasado 21 de febrero en la embarcación de Barcos Caribe, propiedad del exgobernador, priista, Roberto Borge no fue acto terrorista, ni del crimen organizado, pero desplegaron a 900 elementos de la Policía Federal en Cancún, Puerto Morelos y Playa del Carmen.

 

No es terrorismo porque ningún grupo se lo ha adjudicado 

“No se refiere y no hay indicios, y ya se agotaron las líneas investigación que pudiéramos entender que esto pudiera ser por una organización terrorismo o de la delincuencia, eso es totalmente descartado”, dijo el funcionario al servicio del gobierno federal.

“Derivado de las investigaciones se puede concluir que los restos del artefacto que detonó en la embarcación se trata de un artefacto rudimentario o de fabricación casera”, dijo Elías Beltrán.

Por ello, dijo que queda descartada la autoría por parte de organizaciones terroristas o de la delincuencia organizada.

El responsable, y quien es procurador, explicó que se recabaron documentos diversos y se obtuvieron videos de cámaras de seguridad, públicas y privadas, además de que se realizaron entrevistas a diversos testigos, entre otras acciones.

A través de la página de internet de su embajada en México, el gobierno de Estados Unidos advierte que existe una amenaza de seguridad en esta zona del país.

De igual forma, establece una prohibición para los empleados del gobierno estadunidense para viajar a Playa del Carmen y pide a los turistas que puedan encontrarse en el lugar a que estén conscientes de su entorno y tomen precauciones.