Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

PGR, operador político de Peña, le abre la puerta a Padrés y ahora a la Gordillo

Dan “justicia” por votos. La Procuraduría General de la República (PGR), bajo nueva administración, se pone al servicio de la política del Partido Revolucionario Institucional y en época electoral y de acuerdos sorprendió al desistirse de una apelación, la cual permitirá irse a su casa a Elba Esther Gordillo.

Elba Esther Gordillo dejará la prisión para irse a una de sus lujosas residencias, muy probablemente a Polanco, esto luego de que cuatro años y diez meses.

Tras la renuncia de Raúl Cervantes la PGR entró más descaradamente al servicio del Partido Revolucionario Institucional (PRI) beneficiando a los acuerdos que defina.

Así la PGR, que dirige Alberto Elías Beltrán le abrió la puerta de par en par a la poderosa Elba Esther Gordillo y al panista exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés, a este último, pese al enojo de la actual gobernadora de al entidad y priista Claudia Pavlovich.

La PGR tiene 24 horas, a partir de este viernes, para avalar la propiedad donde Elba Esther Gordillo deberá permanecer bajo prisión domiciliaria.

Gordillo Morales fue detenida en febrero de 2013, acusada de diversos delitos, entre ellos defraudación fiscal, delincuencia organizada y lavado de dinero por más de mil 978 millones de pesos, luego de que se descubrió el uso personal que la líder magisterial le dio a los fondos de las cuentas bancarias del sindicato magisterial.

La maestra propuso irse a su departamento de 700 metros cuadrados en el Club de Golf Bosques de Santa Fe o a un inmueble de un condominio ubicado en la calle Galileo en Polanco, sin embargo, la PGR decidirá cual de sus domicilios de Gordillo cuenta con las medidas apropiadas de seguridad.

Gordillo fue acusada de lavado de dinero y delincuencia organizada en el 2013, nunca cumplió su condena dentro de una celda, estuvo internada en la clínica del Penal de Tepepan por cuestiones de salud, posteriormente pasó a un hospital particular y ahora está en otro en Las Lomas.

¡Unidad, unidad! Y ¡Turquesa, turquesa, de los pies a la cabeza! Fueron los coros de los 323 consejeros del Panal, que aprobaron su alianza con el PRI y el Verde Ecologista.