PGR “suelta una carta” cuando Guillermo Padrés estaba en la aduana para salir de prisión

Los aires de libertad ya movían la cabellera del exgobernador de Sonara, el panista Guillermo Padrés, cuando la Procuraduría General de la República (PGR) soltó otra orden de averiguación para que este no pudiera abandonar la prisión.

La juez federal del Estado de México ayer dictarle formal prisión al panista Padrés, por un presunto lavado de más de 10 millones de pesos, y pospuso su salida del Reclusorio Oriente.

El proceso de Padrés tomó un giro luego de que el gobernador de Chihuahua se negara a entregar al priista del exsecretario adjunto del PRI, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, a un penal federal como lo había pactado con el secretario de Gobernación.

             

Guillermina Matías, juez Cuarto de Distrito en Procesos Penales Federales en Toluca, consideró que la PGR ofreció los indicios suficientes para iniciarle un juicio por lavado, pero no por delincuencia organizada, delito que ya había ordenado cancelar un juzgado de amparo.

El fallo fue dictado en cumplimiento a la sentencia de Alberto Roldán, juez Quinto de Amparo y Juicios Federales en Toluca, quien ordenó anular el cargo de delincuencia organizada y valorar de nuevo si debía continuar o no el juicio por lavado.

Roldán será ahora quien estudie la resolución de Matías y defina si está apegada a los lineamientos contenidos en la sentencia de amparo que dictó en noviembre pasado en favor del exmandatario sonorense.
Padrés quedó procesado sólo por un delito, luego de que en noviembre de 2016 fuera encarcelado por dos procesos que incluían cuatro ilícitos.
En 2016, el exgobernador fue encarcelado por 2 procesos de 4 ilícitos. Ahora sólo le resta un delito.