Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El poder adquisitivo de mexicanos, peor que en época de crisis

En México no hay crisis, según el gobierno federal. Se ha cumplido un año en que cada mes el salario de los mexicanos ha perdido su poder de compra. Es decir que tengan empleo, lo que ganan cada vez les alcanza para comprar menos cosas.

Dicho deterioro adquisitivo en los ingresos de los trabajadores ha sido peor con en el último año, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, que aquel ocasionado por la crisis financiera de 2009.

Aunque la inflación comenzó a ceder en enero, la dinámica iniciada a principio del año pasado con el incremento del precio de la gasolina va a una velocidad mayor a la de los salarios.

En enero de 2018, las negociaciones contractuales de salario se saldaron con un incremento promedio de 4.7 por ciento, de acuerdo con información de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

             

Mientras que los salarios contractuales han tenido un incremento menor a los 0.8 puntos porcentuales, la inflación de enero pasado, fue de 5.5 por ciento anual, como informó el jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Un incremento de los salarios menor al de la inflación implica una pérdida en el poder de compra de los trabajadores, dado que la cantidad de bienes y servicios que adquieren hoy es menor al  que compraban un año antes con la misma cantidad de dinero.

A lo largo de 2017, los salarios contractuales tuvieron una disminución en términos reales –es decir, que el aumento fue menor a la inflación– de 1.28 por ciento, mostró la información de la STPS.

El gasolinazo fue en enero de 2017, aunque ese mes todavía se registró un incremento en los salarios contractuales de 0.12 punto porcentual arriba de la inflación.

Sin embargo, a partir de febrero de 2017 y hasta enero de 2018 se han acumulado 12 meses consecutivos en que el aumento de los salarios contractuales ha sido menor a la inflación de cada periodo.