Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Poder de los empresarios han sido determinantes en las últimas dos elecciones

El coordinador estratégico de campaña de Ricardo Anaya, Jorge Castañeda reveló que los expresidentes, Vicente Fox y Felipe Calderón negociaron con los sectores estratégicos, en 2006 y 2012, para ganar la contienda electoral al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador.

“Yo no tengo ninguna duda (…) Calderón sacrificó a Josefina Vázquez Mota por Peña para evitar la victoria de AMLO”, afirmó quien fuera canciller en la época de Vicente Fox y que relevado por Felipe Calderón, también del PAN.

“En el 2006, Fox se hizo cargo del asunto, fue el coordinador de toda esta maniobra, sin él no hubiera resultado. ¿Puede resultar una táctica sin el apoyo del presidente de la República? Yo no tengo idea (…) No tengo la menor duda de que fue Fox el que coordinó todo esto, pero bueno habrá otras personas que tengan más información que yo”, afirmó.

De acuerdo con Ricardo Monreal, coordinador territorial de la segunda circunscripción electoral de Morena el 17 de mayo, dos días después del segundo debate empresarios, encabezados por Alejandro Ramírez y Claudio X. González, pidieron la intervención del presidente Enrique Peña Nieto para propiciar la declinación de José Antonio Meade en favor de Ricardo Anaya.

“El planteamiento de los empresarios consistió en que tuvieran sólo dos candidatos: el que ellos proponían y AMLO (…) insistieron que era importante continuar con el esquema de gobierno, la construcción de las reformas estructurales y que se mantuviera la misma política económica”, declaró Monreal en su canal de YouTube.

Por otra parte, Castañeda comentó que “es posible que haya sucedido”, pero hasta el momento él no puede confirmarlo.

Opinó que la declinación de Meade a Anaya es una decisión que está en tema de discusión de Enrique Peña Nieto, lo que no significa que, de llevarse a cabo, involucre la desaparición del PRI como lo afirma Monreal, pero que sí afecta a las elecciones en otras candidaturas.

“No sería tan lejos como desaparición; Peña no podía correr el riesgo que también perdiera de manera estrepitosa los priistas en las elecciones de senadores, diputados y gobernadores (sic)”, afirmó.