Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Por delincuencia, Pepsi, Coca Cola y ahora Ford cierran plantas en Guerrero

La distribuidora de autos Ford se sumó Pepsi y Coca Cola como empresas trasnacionales que huyen de Guerrero, espantadas por el grado de violencia de la delincuencia organizada.

Ford anunció que suspende de manera definitiva sus operaciones en la ciudad de Chilpancingo, Guerrero, debido a la inseguridad que se vive en la zona que ha permitido el inmune cobro de derecho de piso por parte de grupos del crimen organizado.

“Sabemos que a los concesionarios les estaban cobrando 20 mil pesos mensuales, pero después la delincuencia les aumentó la cuota y prefirieron cerrar e irse de Chilpancingo”, le contó a Reforma Pioquinto Damián Huato, dirigente local de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco).

Las oficinas de Ford, ubicadas sobre la lateral norte sur del bulevar Vicente Guerrero, frente a la Autopista del Sol, ya fueron desmanteladas.

   

Damián Huato indicó que debido a que la delincuencia organizada se apropió de la vida de los guerrerenses en Chilpancingo, muchos empresarios importantes han decidido cerrar sus negocios.

Pero esta distribuidora de automóviles Ford no es la única empresa que ha cerrado sus oficinas en la capital del estado.

En julio pasado, la empresa refresquera PepsiCo también decidió bajar la cortina de su negocio en Ciudad Altamirano, municipio de Pungarabato, en la zona de Tierra Caliente del estado de Guerrero.

Este hecho ocurrió tan solo dos meses y medio después de que la empresa refresquera Coca Cola-FEMSA cerrara sus operaciones por el asedio y extorsión de grupos del crimen organizado.

De igual forma, la empresa multinacional estadounidense liquidó en Toluca, Estado de México, al menos a 70 empleados y dio por terminadas sus operaciones en la región de Tierra Caliente.

El cierre de la empresa se dio por la presión de grupos delictivos que, desde el 29 de mayo pasado, pedían con mayor insistencia el pago de derecho de piso a los encargados de la refresquera.