Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Precampañas solo sirven para gastar, son una simulación

El semanario católico Desde la Fe señaló que las precampañas de los candidatos son una simulación que aprovechan los vacíos legales de la ley electoral. Además las calificó como vacías, fofas, sentimentalistas y huecas.

“Curiosa ficción legal en la que todos los ciudadanos nos vemos bombardeados por el uso de los medios de comunicación masiva, pero que son ‘exclusivamente’ dirigidos a la militancia de los partidos”.

El semanario Desde la Fe, recordó que las precampañas deberían ser austeras y darse en un ambiente de competencia entre varias opciones, a fin de que los militantes de los partidos pudieran elegir a los mejores candidatos a la Presidencia.

“Los costos de la democracia reflejan cómo la ciudadanía es bombardeada y se le hace tragar mensajes contra su voluntad, porque no hay diferencias entre precampañas y campañas, cuando los precandidatos únicos son entronizados sin menor competencia, como en el caso para obtener la Presidencia de la República”.

Las precampañas a la Presidencia tendrán un tope de gastos de 67 millones 222 mil 417 pesos y de 252 mil 8 pesos para la Cámara de Diputados, describió.

Los partidos deben rendir cuentas ante las autoridades electorales sobre el uso de los recursos de precampaña, aunque los ciudadanos no conocen de forma integral los informes de fiscalización.

“El optimismo fiscalizador topa estruendosamente con el muro de la realidad que aprovecha los vacíos legales. Esa es la simulación. Abiertamente estamos en un periodo de campaña electoral con toda desfachatez, usando recursos que no deberían usarse para tales objetivos”, publicó el semanario religioso.
Abiertamente estamos en un periodo de campaña electoral con toda desfachatez, usando recursos que no deberían usarse para tales objetivos, agrega el mensaje.

“Es el desafortunado juego en el cual pocos ganan, los partidos políticos, con casi medio año de campañas activas en este proceso electoral, mientras millones pierden, los ciudadanos, cada vez más atiborrados y decepcionados de esos partidos políticos y candidatos que prometen hasta las perlas de la Santísima Virgen en medio de las difíciles condiciones de seguridad y económicas de millones de mexicanos”.