Pregúntenle a Cué, Malova y Padrés si los gobernadores panistas no roban…

Los casos de Gabino Cué en Oaxaca, Mario López Valdez (Malova) en Culiacán, y Guillermo Padrés, en Sonora, ilustran que la corrupción no es exclusiva del PRI. Y ahora que les explotó el petardo en las manos, tanto el Partido Acción Nacional como el PRD, se deslindan.

Legisladores de Morena pidieron que el exgobernador, que llegó al poder de la mano del PAN y del PRD, Gabino Cué, sea procesado por “haber solapado la escandalosa corrupción” que se dio en esa entidad, el blanquiazul se desmarcan del exmandatario estatal al señalar que dicha candidatura fue impulsada solamente por el sol azteca.

“Ciertamente fuimos en un acuerdo político, en donde el PAN aportó lo menos. Pero no fue un gobierno con nosotros. Así que decir que haya gobernado con el PAN, no es cierto”, dijo el senador panista Héctor Larios.

Descartó que la coalición entre ambos partidos implemente filtros para elegir a candidatos honestos al aclarar: “Uno puede presentar a un extraordinario perfil y de repente puede entrar a un gobierno en donde no existan controles y alguien le habla al oído y empieza a robar”.

Jorge Luis Lavalle, senador panista, sentenció que la tónica del PAN) y del PRD es señalar “a los de afuera de casa, pero no ver lo que hicieron sus propios gobernantes. Éste es un tema que todos los partidos deben cuidar”.

“Un caso muy similar al de Cué fue el de Sinaloa, con Mario López Valdez, Malova, y fue un desastre de administración, igual dejando saldos sumamente lamentables para los ciudadanos que a la fecha son los que están pagando las consecuencias”, recordó Jorge Luis Lavalle.

Mientras, las bancadas del PAN, PRD y Morena en la Cámara de Diputados pidieron a las autoridades investigar las cuentas públicas de todos los gobernadores, sostuvieron que si tiene responsabilidad el oaxaqueño por el desfalco en la entidad, sea sancionado.

“No tengo información al respecto para podérselos mencionar, pero hemos dicho que, en cualquiera de los casos, sea del partido que sea, sea del estado que sea, quien haya cometido casos ilícitos e ilegales debe ser sancionado por sus actos”, dijo el panista.

Además, negó que este acto de desfalco en Oaxaca afecta la coalición Por México al Frente, pues dijo que en el blanquiazul “hemos dicho que quién tenga cualquier tipo de responsabilidad, sea del PRI, de Morena o de cualquier partido político, tiene que ser sancionado por sus actos”.

A su vez, el vicecoordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, pidió que se investigue el caso para dar con los responsables.

“Tiene que investigarse a fondo, que se revisen las cuentas públicas de todos los gobernantes. En este caso es el exgobernador Gabino Cué, quien aparece ahí, en el ojo del huracán, ahora, pero que se finquen las responsabilidades”.

Recordó que el exmandatario fue postulado en una unión del PAN-PRD, pero nunca fue militante del sol azteca, por lo que dijo que lo acontecido en la entidad es responsabilidad del oaxaqueño.

Además, resalto que Cué ahora no está siendo postulado para ninguna candidatura por la coalición Por México al Frente.

“A Gabino lo postulamos, ciertamente, como resultado de una coalición electoral, pero nunca fue militante del PRD, pero su quehacer allí es estrictamente su responsabilidad personal y si tiene responsabilidad, pues que pague por ella”, dijo Zambrano.

Por su parte, el diputado federal morenista Vidal Llerenas mencionó que las alianzas entre el PRD y el PAN no aseguran gobiernos sin corrupción.

“Eso demuestra que no sólo los priistas (…) Los del Frente (coalición) son iguales (al PRI). Ahí está (el panista) Guillermo Padrés. Es claro que ese tipo de alianza no aseguran anda. Era un candidato con mucha expectativa de que pudiera ser un gobierno diferente y no lo fue”, indicó.

De acuerdo con el diputado morenista Virgilio Caballero: “Así son los gobiernos del PAN y del PRD. Según Ricardo Anaya, sus perfiles son impolutos, pero ya hemos visto que cargan con las mismas mañas que los gobiernos priistas, como es saquear los estados donde gobiernan. No puede permitirse que Cué siga tan campante, pues fue el principal responsable del saqueo de Oaxaca”.