Por presión de Trump, Peña disolvió Viacrucis del Migrante con fuerza pública; no aparecen 200

Acusan los organizadores que, ante las presiones del presidente Donald Trump, el mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, disolvió la Caravana Viacrucis del Migrante, incluso a golpes por parte del Instituto Nacional de Migración.

Por eso se envalentonó al otro día el presidente; ya había acatado las órdenes de Trump un día antes”, sentenció uno de los organizadores

Los denunciantes afirmaron en Puebla que más de 200 centroamericanos que participaban en esta movilización están desaparecidos, luego que tuvieron que dispersarse en la localidad de El Encinal, Veracruz, a causa de redadas migratorias que lanzó en su contra el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Los migrantes confirmaron lo dicho por el presidente Donald Trump en un mensaje vía Twitter, ya que el gobierno federal, incluso, hizo uso de la fuerza pública para desarticular parte de la Caravana Viacrucis del Migrante a su paso por Veracruz, tanto que a la fecha se desconoce el paradero de decenas de sus participantes.

   

“La Caravana está dividida en gran medida gracias a las fuertes leyes de inmigración de México y su disposición a usarlas para no causar una escena gigante en nuestra frontera”, festejó el mandatario estadunidense el 5 de abril.

Entrevistados a su llegada a Puebla, algunos de los centroamericanos narraron que la movilización de hondureños, nicaragüenses, guatemaltecos y salvadoreños -que salió de Tapachula, Chiapas, el 25 de marzo, con un contingente de aproximadamente 1,500 migrantes- se dividió en Matías Romero, Oaxaca.

El salvadoreño Oscar Cardona dijo que, aparentemente a partir de las presiones que ejerció el gobierno de Estados Unidos sobre el de México, a un grupo de 500 personas, entre ellas cuatro mujeres, los organizadores les dijeron que tenían que subirse a la llamada “Bestia”, como se le conoce al tren, para seguir su camino.

Hasta la tarde de este 6 de abril, sólo unos 50 de los 500 centroamericanos que se subieron al tren en Matías Romero, Oaxaca, habían llegado a Puebla, luego de que en la ruta tuvieron que desperdigarse por la persecución que sufrieron por parte del INM, que incluso en Orizaba detuvo alrededor de 200 integrantes de la Caravana.

Cardona, y otros 11 migrantes, denunciaron este hecho ante visitadores de la Comisión de Derechos Humanos de Puebla para pedir que se busque, incluso en la sierra, a sus compatriotas que seguían sin aparecer. Temen que algunos de ellos hayan sido víctimas de la delincuencia organizada que opera en Veracruz.

Sin embargo, uno de los organizadores, Josael Romero, integrante de Pueblos Sin Fronteras, negó que hubiera participantes de la caravana desaparecidos y atribuyó esa versión sólo a “rumores”.

Los organizadores, no obstante, dieron cifras confusas sobre los participantes en la caravana, mientras que Romero reconoció que el grupo que salió de Chiapas se conformó por mil 500 migrantes.

El sacerdote Gustavo Rodríguez señaló que a la tarde del viernes habían llegado a Puebla sólo 820 y que ya no se esperaba que arribaran más.