Presume que es la inflación más baja de todos los tiempos

Aunque el dólar acaricie los 17 pesos, el gobernador del Banco Central, Agustín Carstens, presume que México tiene la inflación más baja de la historia y asegura que el Banco de México (Banxico) defenderá con las herramientas a su mano para que se mantenga esa tendencia.

Explicó que la mejor manera en que Banxico puede impulsar el crecimiento económico es con una inflación baja y estable, pero eso “no quiere decir que el Banco de México no deba participar ni apoyar otras acciones del gobierno o que los diferentes poderes decidan, siempre y cuando eso no entre en contraposición con el mandato obligatorio”.

Enfatizó que estará en capacidades de apoyar el crecimiento económico con medidas adicionales, siempre y cuando no estén en conflicto con su mandato obligatorio.

Hoy en México se tienen la inflación y las tasas de interés más bajas en la historia del país, lo cual es un gran impulso a la economía, “porque facilita la inversión y el crédito a las familias, y obviamente también le libera recursos al sector público para emplearlos en otros propósitos que también coadyuvan a la actividad económica”.

Agregó que este es un logro que se manifiesta de manera múltiple: es una situación de ganar-ganar para la sociedad, “y además mete orden macroeconómico al país, porque si el gobierno no tiene al Banco Central que le esté dando dinero, entonces tiene que cuidar sus finanzas públicas, y eso, obviamente, también redunda en un bienestar para el país”.

Con el Banco de México, dijo, el país tiene un gran activo, porque se trata de una institución dentro del Estado con el mandato exclusivo de mantener la inflación baja y estable.

Carstens destacó que Banxico tiene que estar permanentemente en actitud vigilante para evaluar la situación económica del país, y en el margen inflacionario poder tomar oportunamente las acciones que lleven a perpetuar la situación de una inflación baja y estable.