Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El PRI, firme en frenar críticas en redes sociales

Venden la idea que se fortalecerá la libertad de expresión. El grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados señaló que con las reformas al Código Civil federal para regular la libertad de expresión en redes sociales se fortalece este derecho constitucional. Advirtió que los diputados del tricolor y del PAN, mantendrán esa postura.

El diputado José del Pilar Córdova Hernández afirmó que las modificaciones pretenden contrarrestar el ciberbullying, generar una mejor convivencia y promover el respeto mutuo que tienen las personas para manifestar sus ideas.

Explicó que la libertad de expresión está garantizada como un derecho humano en los artículos 6 y 7 de la Constitución, no solamente en la manifestación de las ideas, sino en la difusión de las opiniones que la persona pueda expresar con responsabilidad en el uso de sus derechos civiles, y los cambios al Código Civil no los vulneran.

Córdova Hernández aseguró que con la llegada de las nuevas tecnologías de la información, como internet y las redes sociales, la libertad de expresión “no tiene límites ni fronteras” en estos sitios, por lo que era preciso regularla.

“Es necesario normar el internet en la responsabilidad de quien lo usa y que como toda aquella libertad de expresión, su límite sea que no atente o dañe al principio pro persona y, desde luego, el libre desarrollo personal y profesional de los individuos”, señaló el legislador

Los cambios avalados por unanimidad y remitidos al Senado reconocen que la libertad de expresión debe privilegiarse respecto de otros derechos; sin embargo, al igual que toda garantía, no es de carácter absoluto, sino encuentra su límite en el derecho al honor y a la imagen.

El legislador aseguro que su partido apoya el artículo sexto constitucional, enmarca esta libertad garantizándola, siempre y cuando no exista algún “ataque a la moral, a la vida privada o los derechos de terceros” y en caso de ser así, podrá haber “una inquisición judicial o administrativa”.

“Lo que significa que en el marco constitucional del derecho que rige la vida pública de la sociedad, de las instituciones y del Estado, la libertad de ideas y de expresión es un factor fundamental garantizado constitucionalmente, pero también deben ser regulados los excesos con límites precisos en las leyes reglamentarias”, aseguró.