Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El PRI perdió elecciones porque Peña se tardó en nombrar al candidato

Les faltó tiempo en la campaña. Carlos Aceves del Olmo, secretario General del Comité Ejecutivo Nacional de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) culpó a Enrique Peña Nieto de la derrota del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en las pasadas elecciones para Presidente de la República.

El líder cetemista afirmó que el excandidato del PRI a la presidencia de la República, José Antonio Meade, fue el mejor de los aspirantes, por lo que su fracaso se debió a cuestiones ajenas a él.

Aceves del Olmo expuso que fue debido a que el PRI presentó la candidatura del exsecretario de Hacienda con cierta demora, que no se obtuvieron los resultados adecuados.

Como se sabe, fue el presidente Enrique Peña Nieto, quien definió al candidato, y como tenía varios propuestos entre su grupo de amigos y colaboradores no se definía.

Carlos Aceves del Olmo señaló que volvería a votar por Meade, ya que fue el mejor candidato presidencial, por lo cual su agrupación propondría a Meade para las elecciones dentro de seis años, y seguir los pasos de Andrés Manuel López Obrador que realizó tres campañas antes de ser electo presidente, al asegurar que si dentro de 6 años Meade Kuribreña volviera a aparecer en la boleta, votaría de nueva cuenta por su proyecto,

De la misma forma, manifestó que aun cuando Meade se dio a la tarea de recorrer todo el país y logró convencer a muchos mexicanos, no fue suficiente para resultar ganador frente a las demás coaliciones el pasado 1 de julio.

En encuentro con medios de comunicación, se dijo dispuesto a colaborar y cooperar con el próximo gobierno, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, pero “con la ley en la mano”.

Agregó que todavía no ha hablado con el virtual presidente electo y solo conoce a algunos integrantes de su gabinete, pero desconoce con quién se tiene que dirigir para ponerse de acuerdo.

En relación al futuro del Partido Revolucionario Institucional, expuso que éste no desaparecerá, sino todo lo contrario: “le vamos a sacar más brillo a las letras PRI, en sus colores verde, blanco y rojo”.