El PRI revive al “Gober Precioso” para estas elecciones

Salieron otros peor que él, consideran. El exgobernador de Puebla, Mario Marín, reapareció en un evento político en la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacán, Puebla.

El llamado “Gober Precioso” fue acusado de participar en una red de trata de personas liderada por Kamel Nacif, acudió a dar su apoyo a la postulación de Ramón Fernández Solana, su exsecretario particular, y quien ahora aspira por la diputación federal del Distrito 11 por el PRI.

Mario Marín Torres retomó su activismo político de forma pública en dicho evento, según el reporte de Periódico Central, también estuvo presenta la candidata al Senado de la República, Xitlalic Ceja; el exdiputado federal, José Luis Márquez; el candidato a la alcaldía de Puebla, Memo Deloya, y la diputada local por el distrito 19, Michelle Islas.

La participación de Marín en los procesos electorales de Puebla ha sido un secreto a voces, pero es hasta este momento que se tiene la prueba gráfica de la participación del exmandatario en un evento político público.

“Marín pensó que su mala imagen había quedado en el olvido y en enero de 2012 apareció en un evento de precampaña que el presidenciable Enrique Peña Nieto llevó a cabo en Puebla. La crítica de la prensa fue tan dura e inmediata, que Marín abandonó el lugar poco antes de que terminara el evento y nunca más se volvió a aparecer al lado del ahora presidente”, señaló dicha publicación.

Por su parte, Francisco Fraile García, el vocero de la campaña a la gubernatura de Martha Erika Alonso, a través de una fotografía que publicó en su cuenta de twitter.

En la red social el panista arrobó a la periodista Lydia Cacho, quien fue detenida por agentes ministeriales en el sexenio de Marín, acusada de difamar al empresario Kamel Nacif, y por lo que fue internada en el Cereso de Puebla.

A raíz de ese escándalo que escaló a nivel nacional, la carrera política del exmandatario se frenó y ha aparecido solo de forma esporádica en actos de su partido.