PRI se pirateó propuesta de eliminación del fuero; PAN urge aprobación

El líder de los diputados del PAN, Marko Cortés, explicó que la desaparición de la figura del fuero responde a una necesidad de rendición de cuentas y transparencia y que fue una propuesta que ya había realizado Acción Nacional hace un año.

Ya que sólo restan dos semanas de este periodo legislativo; una para que la aprobemos en la Cámara de Diputados y otra para que la avalen en el Senado, el líder de los diputados celestes urgió a la Comisión de Puntos Constitucionales que con base en las diversas iniciativas presentadas, emita a la brevedad un dictamen conjunto para eliminarlo,

“Sin duda, al esfuerzo por eliminar el fuero, el PRI llega tarde, pero más vale tarde que nunca, lo importante es consolidar un proyecto de dictamen que elimine por completo la figura que ha servido para fomentar la impunidad y corrupción”, sentenció.

   

En un comunicado, el legislador panista dijo que el dictamen deberá garantizar que cualquier servidor público pueda ser sujeto a proceso, permitiéndole seguir en su cargo mientras un juez no lo declare culpable, siempre partiendo del principio de inocencia, para evitar debilitar a las instituciones y, al mismo tiempo, garantizar el combate a la impunidad y la corrupción.

Explicó que la desaparición de la figura del fuero constitucional para todos los servidores, empezando por el Presidente de la República, responde a una necesidad de rendición de cuentas y transparencia que exige la nueva forma del quehacer político.

“De hecho, no es aventurado asegurar que el modelo actual va de salida y se demostrará con la victoria electoral del candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya”, agregó Cortés Mendoza.

Reiteró que su bancada ha presentado muchas iniciativas al respecto, la última fue hace más de un año, para hacer una reforma política profunda.

La propuesta panista, dijo Cortés Mendoza, debe incluir la revisión de los artículos 110 y 111 constitucionales, para que no exista la posibilidad de que el Presidente de la República ni ningún funcionario público quede protegido por el manto de la impunidad.