Todo el PRI se vuelca a defender a Alejandro Gutiérrez

Es para zafar a Videgaray. Todo el priismo ha salido a declarar y presionar en defensa de Alejandro Gutiérrez, exsecretario del PRI en Chihuahua, quien acuso ser torturado por autoridades de la Fiscalía, para que acuse a Luis Videgaray como uno de responsables del desfalco a las arcas estatales.

Según Antonio Collado, abogado del detenido, incomunican a su cliente y le piden “que entregue a Luis Videgaray”.
El defensor manifestó que interpuso una querella en la Procuraduría General de República por el delito de tortura, pues “lo bajan (a Gutiérrez) a la enfermería del penal, le agachan por la fuerza la cabeza y dos hombres de traje le piden que declare en contra de funcionarios federales y funcionarios del PRI”.
“A nosotros los abogados nos prohiben el acceso y nos dejan esperando por más de tres horas. Se trata de un tema de tortura en la defensa de Alejandro. La ley marca tortura sicológica cuando a una persona le quitan sus derechos, y además le estén ofreciendo a través de su libertad una confesión falsa”, dijo el abogado.

Además del precandidato tricolor, José Antonio Meade, quien dijo seguir de cerca el caso de su amigo, Aurelio Nuño calificó como grave que el gobierno de Chihuahua incurra en prácticas de tortura en contra de Alejandro Gutiérrez.

Indicó que sería una barbaridad que el precandidato del Partido Acción Nacional (PAN) a la Presidencia de la República, Ricardo Anaya Cortés, a través del gobernador de Chihuahua, Javier Corral, estuviera usando la justicia con fines electorales en ese caso.

El coordinador de campaña del precandidato del PRI a la presidencia, José Antonio Meade, manifestó que habría que preguntarle al aspirante panista, quien es jefe de Corral Jurado, por qué el PAN está torturando al exdiputado federal y exsenador, quien permanece en prisión acusado de peculado agravado para buscar tener un impacto electoral.

Mientras que el presidente Enrique Peña Nieto ordenó que detuvieran las partidas presupuestales a Chihuahua por ese asunto, el presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Ochoa Reza también calificó como una tortura lo que está pasando en el caso de Alejandro Gutiérrez.

“Lo que claramente está sucediendo es que Javier Corral no puede cumplir con detener la violencia que está fuera de control en Chihuahua y la impunidad, que está generando ese tipo de acusaciones sirviéndole de empleado a Ricardo Anaya en el ánimo de tratar de fortalecer una campaña que no está levantando”, agregó el dirigente.