Por primera ocasión un equipo texano gana la Serie Mundial y fueros los Astros

En el último partido de la serie, los Astros de Houston vencieron a los Dodgers de Los Ángeles y se llevaron a casa el codiciado trofeo de la Serie Mundial de Beisbol 2017.

Con la victoria 5-1 en el último partido la serie quedó 4-3 a favor de los de Houston.

Los Astros desde la primera entrada, demostraron dominio al anotar dos carreras. Y, como si fuera poco, anotaron otras tres en la segunda entrada.

La victoria de los Astros fue tranquila, sin las cargas de adrenalina que se vivieron en los seis partidos previos, sin volteretas en el marcador ni entradas extra o feria de jonrones en un Clásico de Otoño en el que se pegaron 25bambinazos, una marca inolvidable. Solo aprovecharon las concesiones que les otorgó la novena de Los Ángeles.

Darvish se quebró pronto por la presión. En el primer lanzamiento George Springer le conectó un doble, que anticipaba el drama angelino. Un error después del primera base permitió la primera anotación de Springer, un adelanto también de la siguiente carrera de Alex Bregman. Dos carreras en la primera entrada para empezar un séptimo juego se convirtieron en el infierno en que nadie quería estar.

Darvish ya había perdido por completo el control. En la segunda entrada terminó la obra trágica; ahí dejaron escapar el título sin remedio. Al primero que encaró, Brian McCann, le regaló un pasaporte por bolas malas; Marwin González, entonces, lo avanzó a tercera con un doble. McCullers Jr finalmente empujó la carrera de McCann con rodada a segunda. En ese momento apareció Springer, el responsable de la primera anotación, y agregó un jonrón más para que esta Serie Mundial alcanzara la cifra de 25 bambinazos e impulsó la anotación de González para ponerse en la pizarra 5 a 0.

Héroe indiscutible, Springer no sólo consiguió su quinto vuelacercas, que lo igualó a la marca de Reggie Jackson e igualó Chase Utley, sino –aún sin intuirlo– aseguraba la victoria de su equipo.

George Springer fue una de las figuras de la noche al pegar un jonrón e impulsar dos carreras. Con este cuadrangular, se unió a Reggie Jackson (1977) y Chase Utley (2009) como los únicos jugadores con 5 HR en una Serie Mundial. De hecho, se convirtió en el primer jugador en conectar jonrón por 4 juegos consecutivos en un campeonato mundial.

La única carrera de los Dodgers fue anotada en la parte baja de la sexta entrada, cuando Andre Ethier conectó un sencillo al jardín derecho y Joc Pederson entró a home.