Promedia un crimen político por día; en Michoacán, aparecen restos de candidata del Verde

El mismo día que arrancó el proceso electoral, se desató la ola interminable de violencia, con el asesinato en Veracruz, de Ángel Viveros López, asistente particular de la diputada Regina Vázquez Saut; este se registra como el primero.

El más reciente (ojalá también fuera el último) es el de Maribel Barajas Cortés, candidata a diputada local por el Partido Verde Ecologista de México, cuyo cuerpo sin vida de fue localizado en un predio rural de la capital michoacana.

El promedio por ahora es de un crimen político por día, en este fatídico proceso que ha costado la vida a muchas personas de alguna manera un otra ligadas a alguna fuerza política, ya sea como candidato a un puesto de elección o como dirigente.

   

El hallazgo del cadáver de Maribel fue por la mañana del miércoles; sin embargo, varias horas después se conoció que el cuerpo que presentaba huellas de violencia, correspondía al de la candidata por el Distrito electoral local XXII de Múgica, en la Tierra Caliente.

Los restos fueron encontrados cerca de un corral de toros, en el lugar conocido como Rancho Las Flores, en Morelia; cerca del cuerpo fue ubicado un automóvil, al parecer propiedad de la candidata por el Partido Verde; es un auto marca Mazda, color rojo cereza, con matrícula PFZ-149-T.

Los elementos de la Policía Michoacán acordonaron el perímetro hasta el arribo de los elementos de la Unidad Especializada en la Escena del Crimen (UEEC), quienes iniciaron las investigaciones.

Antes de esta ejecución, la más reciente era Guadalupe Payán Villalobos, quien era el tesorero de Ignacio Zaragoza y aspirante a la candidatura por la presidencia municipal de Nuevo Casas Grandes, Chihuahua.

De esta forma, el proceso electoral que inició el 8 de septiembre de 2017 se encuentra en un charco de sangre, por el asesinato de 63 candidatos a puestos de elección, así como alcaldes, exalcaldes, regidores e integrantes de partidos políticos en diferentes entidades del país.

Los políticos fueron asesinados con armas de fuego, calcinados, o incluso sus cuerpos fueron encontrados desmembrados, como fue el caso de Jaime Rodríguez González, regidor de Jolalpa, Puebla, en octubre de 2017.

El más alto índice de homicidios en contra de políticos se ha registrado en el estado de Guerrero, donde a poco más de seis meses de iniciar el proceso, suman 11 muertes.