PwC abrirá una investigación en el caso “Oscargate”

En pocas hora ya se han sabido todos los detalles del “error humano”

En pocas horas, ya se han sabido todos los detalles del Oscargate. Y el culpable del desaguisado fue Brian Cullinan, jefe del equipo de colaboración con la Academia y del área de California del Sur de la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC), encargada de tabular los votos y entregar los sobres con los nombres de los ganadores durante la ceremonia.

Él dio el sobre equivocado a Warren Beatty. Su compañera de cometido, Martha Ruiz, había entregado a Leonardo DiCaprio minutos antes la tarjeta de mejor actriz, que Emma Stone no soltó desde que recibió el Oscar.

Cada uno de los dos auditores de PwC tenía un juego de sobres, ya que se sitúan en los extremos opuestos del escenario: no saben qué presentadores salen por qué lado. Aunque puede que no tenga relación directa con el fallo, Cullinan fue colgando en las redes sociales mensajes y fotos durante la ceremonia, aprovechando el lugar privilegiado que ocupó toda la velada.

En su último tuit adjuntó una foto de Stone con la estatuilla. Al acabar la gala, el contable eliminó de Twitter cualquier rastro de sus mensajes en los Oscar, pero Los Ángeles Times logró recuperarlos.

PwC asumió horas después de la gala la responsabilidad del cambio de sobre, que calificaron de “error humano” y anunció que abrirá una investigación.

También ofreció “sus sinceras disculpas” al equipo de Moonlight y de La La Land, además de a los espectadores, a Faye Dunaway y a Warren Beatty.

Aunque este martes hubo muchos rumores sobre la posibilidad de que PwC despidiera a Cullinan, la empresa declinó hacer comentarios, y tampoco ha especificado cuándo dará a conocer los resultados de su investigación.