¿Quién mueve los hilos para sacar a Enrique Ochoa del PRI?

Se habla de venganza, y otros apuntan a justicia desde Sonora. Cada vez más priistas son quienes piden la salida de Enrique Ochoa Reza, un político que solo había ocupado cargos en el servicio público y bueno para los negocios.

La estela de corrupción que dejó en las pasadas elecciones, que dejó a la gente dudando de su efectividad al menos en los dos estados que asegura ganaron, Coahuila y el Estado de México, son las razones perfectas para reclamar su renuncia.

Todo se inició con un texto de un grupo interno sin mayor trascendencia, según explicaron. Democracia Interna, expresión que dirige el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, publicó una carta en donde pedían “una reflexión honesta sobre la realidad de los recientes resultados” a Enrique Ochoa. Allí pedían sin matices su renuncia. Hubo silencio desde el CEN.

Esa expresión se convirtió en una reunión donde 89 connotados priistas exigieron la renovación de la dirigencia nacional. Allí hubo más figuras de renombre, como Ivonne Ortega, secretaria general del partido, y quien pretender ser la contra para dar equilibrio al tricolor.

También Filiberto Alfaro, exlíder estatal del PRI en Sonora.

La presencia de varios militantes del tricolor que tuvieron alguna vinculación con Manlio Fabio Beltrones generó la información desde el PRI que había una participación del ex dirigente nacional.

“Es total y absolutamente falso”, desmintió el vocero de Beltrones, Jesús Anaya. Según sus equipos, el ex gobernador sonorense está dedicado exclusivamente a “asuntos de orden privado”.

Pero todo apunta que el haber sustituido a Beltrones será la tumba política para el rey de los taxis.

La dirigencia intenta mostrarse unida junto a los miembros del gobierno de Peña Nieto. Se dice que el expresidente del tricolor, Manlio Fabio Beltrones, ya había iniciado su estrategia política para correr a Ochoa de su cargo antes de tiempo, ahora los fuegos cruzados se dan entre la CNOP y los militantes que ya expresan públicamente el pedido de renuncia de Enrique Ochoa.

Por eso, el líder de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares, Arturo Zamora, tuvo que salir a responder la disidencia del partido que busca democratizar los procesos de elección de los candidatos en 2018 y someterlos a consulta y llamó al priismo de todo el país a “no hacer caso de las voces de aquellos políticos de café que buscan destruir al Revolucionario Institucional”.

 

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo