Racionalizan gasolina en CDMX y Edomex; Pemex envía combustible a otros estados

Desde el fin de semana se ha enviado por pipas de doble tanque gasolina a San Luis Potosí y Zacatecas, pues la reserva de esa zona se agotó, por lo cual se optó por hacer uso del combustible destinado para la Ciudad de México y del Estado de México.

Petróleos Mexicanos (Pemex) no ha abastecido completamente a las gasolinerías de la zona metropolitana. En aquellos casos donde los tanques estaban por debajo de la tercera parte se enviaron las pipas, pero con menos combustible, dieron a conocer concesionarios de la petrolera.

Gasolineros se dijeron sorprendidos porque no les abastecieron lo acostumbrado, únicamente combustible para dos días, tres a lo mucho.

La causa para racionalizar el combustible es para cubrir el faltante en estados como San Luis Potosí y Zacatecas, pero el desabasto también existe en Nuevo León, Coahuila, Chihuahua y parcialmente a Tamaulipas Durango esto por el paro de labores de la refinería de Cadereyta, Nuevo León.

Desde Azcapotzalco se ha enviado el combustible a esas entidades con pipas de doble tanque. Incluso la Policía Federal inspecciona las unidades en la calle para dar agilidad al envío de combustible.

En un comunicado Pemex dio a conocer que la refinería en Cadereyta, Nuevo León, reinició parcialmente operaciones el domingo luego haber parado varias unidades desde el martes pasado por problemas en el suministro de agua a sus calderas.

Así la refinería Ing. Héctor R. Lara Sosa, con capacidad para procesar 275 mil barriles por día (bpd), había comenzado a producir gasolinas. “Ayer reinició parcialmente la operación en la refinería Cadereyta. Se siguen los protocolos para aumentar la producción de forma segura”, publicó Pemex en su Twitter oficial.

La refinería procesó 121,472 barriles por día (bpd) en mayo, muy por debajo de su capacidad de 275 mil bpd, en medio de una caída de la producción de crudo asociada al declive de campos y recortes de inversiones por el desplome de los precios petroleros.

Pemex cuenta con seis refinerías en el país que procesaron 1.008 millones de bpd en mayo aunque tienen una capacidad conjunta de 1.6 millones de bpd.

El país importa más de la mitad de las gasolinas que consume. La estatal produjo en mayo 352,572 bpd de ese combustible mientras que importó 459,929 bpd.