Ramírez Marín presume ser el único con posibilidades de ser gobernador de Yucatán

Él y solo él es el único priista que puede ganar. Su servilismo al presidente Enrique Peña Nieto y César Camacho Quiroz, lo hacen ser, según él, el único candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para contender por la gubernatura de Yucatán al actual presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín.

“Soy el mejor para el consenso, pues tengo la experiencia, la energía y la confianza en la innovación”, señaló el humilde prócer.

Ramírez Marín argumenta que es aspirante con derecho ganado, sin importar alianzas.

Esa convicción es manifiesta y es seria. Yo creo que no es malo tener este tipo de aspiraciones, he convivido con otros que también las tienen, hemos transitado sin problema hacia encontrar una solución, y precisamente hoy he buscado la forma de que podamos encontrar en la unidad una alternativa mejor.

A pregunta si él es la imposición que va desde Los Pinos, señaló:

“Es una palabra que no me han dicho y me han dicho cualquier cantidad de cosas, pero no, yo creo que la gente sabe que soy más yucateco que un panucho de pavo”.

“Lo importante no es de quién eres candidato, lo importante es si puedes ganar. Yo creo que esa es una amistad que me va a acompañar mucho tiempo en la vida y se debe fundamentalmente a dos cosas: la oportunidad que tuve de conocer al presidente y en segundo lugar a su extraordinario carácter con sus amigos”, señaló.

Ramírez Marín hay sido tres veces diputado federal, en dos de ellas ha sido presidente de la Mesa Directiva, también dirigió la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).