Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Ramo 23, “la caja chica” de Peña Nieto, se despacha a discrecionalidad

El presupuesto aprobado solo marca mínimos. El Congreso mexicano aprobó para el Ramo 23 un presupuesto de 131 mil 866 millones de pesos para el Ramo 23, sin embargo, la Secretaría de Hacienda destinó al final casi 350 mil millones, es el gobierno de Enrique Peña Nieto el que define cómo gastar ese dinero sin rendir cuentas ni pedir permiso.

Durante el ejercicio fiscal de 2017 el gobierno de Peña realizó un incremento de 165 por ciento en los recursos ejercidos a través del Ramo 23, el cual es considerado como el más opaco y discrecional de todo el gasto público, de acuerdo con la organización México Evalúa.

El llamado Ramo 23,“que no está regulado por ninguna ley y por lo tanto no tiene un objetivo definido que justifique su uso”, así lo aseguró en su reporte mensual sobre las finanzas públicas, la ONG sostuvo que la Cámara de Diputados aprobó para el año pasado un presupuesto de 131 mil 866 millones de pesos para el Ramo 23, sin embargo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) terminó gastando 349 mil 866 millones.

             

“El Ramo que presentó el mayor aumento respecto a su presupuesto anual aprobado fue el Ramo 23, con un incremento de 165 por ciento real o 217.9 mil millones de pesos”, resaltó.
La organización destacó que “el balance total del gobierno federal terminó el año en terreno negativo, con un saldo de menos 226 mil millones de pesos, lo que significa que sus ingresos totales fueron menores a sus gastos” y gran parte de éstos fueron pagos a los intereses de la deuda pública así como de aguinaldos.

Sin considerar el costo financiero de la deuda, hubo un balance primario positivo, es decir la diferencia entre ingresos y gastos porque fue de 183.4 mil millones de pesos, pero eso no fue suficiente para cubrir el costo financiero o los intereses de la deuda que al cierre de 2017 ascendieron a 409.9 mil millones de pesos.

México Evalúa también mencionó que aunque el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), es decir la deuda pública en su más amplia expresión, ascendió a10 billones 31 mil millones de pesos en 2017 y fue la cifra nominal más alta en la historia del país, registró una disminución de 3.4 por ciento al considerar el efecto de la inflación.

En cambio, el gobierno gastó 7 por ciento más respecto al presupuesto aprobado que se tradujo en 274.5 mil millones de pesos más, , aunque hubo una disminución de 8 por ciento real si la comparación se hace con diciembre de 2016.