Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Recomiendan a AMLO aislarse en su rancho para esconder verdaderas intenciones

Aislarse en su rancho, lejos de los reflectores y cuidándose de no cometer errores, recomienda la estratega política y directora general de Consultores y Marketing Político, Gisela Rubach, a Andrés Manuel López Obrador, precandidato a la Presidencia que marcha al frente en las encuestas.

Y es que aunque la mayoría de las encuestas lo colocan como puntero, el precandidato de la coalición Juntos Haremos Historia, es de “mecha corta” y suele exhibir sus verdaderas intenciones a la menor provocación, por lo que Rubach, llamó a recordar la historia reciente de México, en la que el único puntero que ha ganado la Presidencia fue Enrique Peña Nieto.

La especialista señaló que buena parte de las encuestas en  2000, 2006 y 2012  fallaron; una cosa era la película que se tenía en el mes de febrero, y otra lo que fueron los resultados de la elección.

Estamos, agregó, en un escenario parecido, donde un puntero no es el que gana la elección, salvo la de 2012; realmente la única elección de las tres últimas presidenciales donde el que fue puntero gana la elección.

   

“No fue el caso de 2000 ni de 2006. Las encuestas son una fotografía, y habrá que tomarlo como tal”, aseveró.

Precisó que en el actual periodo de intercampañas, que concluye el 29 de marzo,  López Obrador, el puntero en las encuestas, “lo mejor que podría hacer sería irse a su rancho todo este tiempo, y no molestarse en cometer algún error en su campaña; a ese nivel está el puntero en este momento”, recalcó la estratega.

Además, recordó que las campañas no han iniciado formalmente, y señaló que el gran reto será ver cómo logran los partidos políticos y los candidatos “empatar” el arranque, el 30 de marzo, junto con la celebración del Viernes Santo, una festividad arraigada entre los mexicanos, “con gran simbología religiosa y mezclarla con eventos políticos, sí va a ser un reto para todos los candidatos”.

Asimismo, precisó que habrá que ver cómo se mueven las preferencias electorales, una vez arrancadas las campañas, las cuales servirán, dependiendo del candidato, para “empujar la presidencial”.

“Van a arrancar miles de campañas de presidentes municipales, alcaldes, diputados locales, senadores, diputados y gobernadores, y eso le va a dar un empuje a las presidenciales”, porque es una elección que no se ha vivido en el país; es la primera vez que tenemos una elección nacional.

Salvo Baja California y Nayarit, el resto de los estados tiene elecciones locales, y eso le va a dar dinamismo  y otra fuerza a las campañas presidenciales, puntualizó.

En el caso del López Obrador, Rubach aseguró que será él quien va a jalar a los candidatos.

Ricardo Anaya, precandidato de la coalición Por México al Frente, y José Antonio Meade, precandidato de Todos por México, van a tener que verse reforzados con las campañas, de abajo hacia arriba; es decir, dependerán de quiénes son sus candidatos a presidentes municipales, diputados locales y gobernadores, para sumar votos.

“Con Andrés Manuel va a ser totalmente diferente, el que va a jalar a toda la estructura hacia abajo en la votación será él”, definió.