Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Reforma energética vuelve a disparar la inflación mensual

Los precios del gas doméstico LP, gasolina y electricidad, una vez más son la causa por la cual la inflación se incrementa. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación de 4.65 por ciento a tasa anual en junio.

Debido a la reforma estructural que impulso el presidente Enrique Peña Nieto, los precios al consumidor registraron un crecimiento de 0.39%, así lo dijo el Inegi, organismo que también destacó el incremento en vivienda, mientras que bajaron algunos productos agropecuarios como huevo, limón y plátano.

Así, la inflación resultó por arriba del 0.33% estimado por los analistas, y con ello la inflación anual subió de 4.51% en mayo a 4.65% en junio, su nivel más alto desde marzo pasado, cuando fue de 5.04%, luego de cinco meses con disminuciones a tasa anual.

El INEGI comparó que en junio de 2017 la inflación mensual fue de 0.25% mensual y a tasa anual se ubicó en 6.31%.

Desde enero de 2017, la inflación ha rebasado el objetivo del Banco de México (3 por ciento +/- 1 punto porcentual).

Otros productos que presionaron al alza a la inflación fueron la naranja (33.34 por ciento), el transporte aéreo (9.30 por ciento), la manzana (7.63 por ciento), la papa (5.82 por ciento), pollo (1.65 por ciento) y la electricidad (1.49 por ciento).

En contraste, los cinco productos que disminuyeron sus precios en comparación del mes previo fueron el limón (-21.29 por ciento), la papaya (-11.34 por ciento), la uva (-10.62 por ciento), el huevo (-10.17 por ciento) y los plátanos (-8.34 por ciento).

En el agregado, el componente subyacente del índice -el cual contempla sólo el desempeño de los bienes y servicios de consumo, eliminando la volatilidad de los precios de agropecuarios y las tarifas predeterminadas como las de energéticos y transporte-, llegó a 3.62 por ciento a tasa anual.