Reforma fiscal de Trump se llevaría más de 30% de la inversión extranjera en México

México sin armas ni plan para defenderse. La reforma fiscal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump,  afectará considerablemente a la economía en México, pues de acuerdo con especialistas se esperaría la reducción de la Inversión Extranjera Directa (IED), pues las empresas estadounidenses preferirían reinvertir el capital en su propio país que en México.

Al cierre del tercer trimestre de este año, la IED proveniente de Estados Unidos sumó 10 mil 389 millones de dólares, de los cuales 3 mil 208 millones de dólares fueron reinversiones de utilidades, lo que representa una tercera parte del total del flujo de inversiones en aquel país.

La propuesta fiscal contempla que las utilidades que una empresa multinacional de ese país genere fuera de sus fronteras no paguen impuestos, así como un impuesto obligatorio a la repatriación de capitales del 14 por ciento, que pretende retener inversiones en Estados Unidos.

“El impuesto obligatorio a repatriación de capitales puede provocar que multinacionales que operan en México lleven a cabo distribuciones de dividendos importantes hacia sus matrices en los Estados Unidos, lo que podría impactar planes de inversión futuros de dichas subsidiarias en México, que se hubieran realizado con una reinversión de utilidades”, consideró Enrique Hernández, socio fiscal internacional en la firma Procopio, Cory, Hargreaves & Savitch en San Diego, California.

El Senado estadounidense aprobó la madrugada del sábado 2 de diciembre la mayor reforma fiscal de los últimos 30 años, la cual coincide en los ejes centrales de la iniciativa avalada por la Cámara de Representantes el pasado 16 de noviembre.

El presidente de Estados Unidos, a través de su cuenta de Twitter, celebró el avance de la reforma en el Senado.
“Estamos a un paso de ofrecer reducciones masivas para las familias. Esperamos poder firmar un proyecto final de Ley antes de Navidad”, escribió en la red social.

El problema para las compañías tecnológicas de Estados Unidos es que tienen la mayor cantidad de efectivo en el extranjero, y la tasa de impuesto propuesta del 14 por ciento del Senado sobre dichas ganancias es más alta de lo esperado. El presidente Trump había propuesto un impuesto único del 10 por ciento sobre las ganancias extraterritoriales, mientras que la Cámara ha propuesto una tasa del 8.5 por ciento.

∫∫

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo