Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

En rentas se va el presupuesto; al año gobierno de Peña paga $2 mil millones

Por ello la política de austeridad que emprenderá AMLO. Más de 2 mil millones de pesos se gastan anualmente para el arrendamiento de inmuebles para 29 secretarías y órganos del gobierno federal.

Por ejemplo, la Secretaría de Educación Pública (SEP), que en el próximo gobierno federal se mudará a Puebla, es la dependencia que realiza el gasto más elevado al mes por arrendar seis inmuebles en Ciudad de México por un monto total de 39 millones 473 mil 327 pesos, más IVA.

Esta dependencia también cuenta con la renta más costosa por un edificio, el cual está asignado a la Dirección General de Planeación, Programación y Estadística Educativa, localizado en la colonia Xoco de la delegación Benito Juárez, y por el que se pagan mensualmente 29 millones de pesos de “importe máximo”.

Le sigue la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que se trasladaría a Mérida, Yucatán, es la segunda dependencia que más gasta en arrendamiento de inmuebles en la capital, pues a pesar de que solo renta un edificio, su gasto es de 18 millones 503 mil 301 pesos, según el “promedio mensual” que tuvo “durante el ejercicio de 2017”.

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), que se iría a Colima, es el organismo con mayor cantidad de inmuebles arrendados en Ciudad de México con 16, por los cuales tiene un gasto mensual de 9 millones 125 mil 665 pesos.

Además, la Comisión Nacional Forestal (Conafor), cuenta con 11 inmuebles en Ciudad de México, tres de su propiedad y el resto “solamente se tiene la posesión de los mismos y está en proceso de regularización”, según explica el documento firmado por Danthe Pérez Huerta, titular de la Unidad de Transparencia de este organismo, propuesto a trasladarse a Durango en el gobierno entrante.

Existen otros casos como el de la Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (Conapesca) que reporta tener tres edificios en la capital del país, todos ellos “prestados”, sin embargo, no aclara por qué dependencia o entidad.