Renuncia al PRI el político oaxaqueño que le ganó a López Obrador en 2012; se sentía apestado

El diputado local de Oaxaca, Samuel Gurrión, acusó que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha perdido rumbo; está lejos, dijo, de las causas sociales, de la militancia, de la estructura y de los simpatizantes. Está perdido pues…

Así intentó explicar su renuncia; en esta época de brinqueteo electoral, Gurrión se va a la coalición Por México al Frente (PAN-PRD-MC), para ver si de aquel lado le regalan una candidatura para buscar un lugar en el Senado.

El legislador pidió espeto para el partido, la militancia y a los dos niveles de gobierno; sin embargo, indicó que con profundo pesar, la dirigencia del PRI ha perdido el rumbo. “Uno no puede estar donde no lo quieren” y que en el PRI se “sentía apestado”, a pesar de que en 2012 fue el único en ganarle una diputación a Andrés Manuel López Obrador y que fue “leal al gobierno de Alejandro Murat”, “pero no se puede seguir caminando si no hay una ruta más adelante”.

Manifestó que en Oaxaca “hay una descomposición, no sé si líderes nacionales conozcan la situación del PRI en Oaxaca; tienen que entender que no puede seguir el viejo PRI”.

“Hago pública mi renuncia al PRI, convencido de que la política debe ser siempre un instrumento para servirle a los ciudadanos”, trató de justificar.

“Por ello he analizado profundamente la decisión que este día hago pública, convencido de que es el momento de recorrer nuevos caminos, nuevas rutas, pero siempre privilegiando mi compromiso con nuestro estado y con el pueblo de Oaxaca”, manifestó.

En reunión con los medios de comunicación, Gurrión aseguró que desde la trinchera donde se encuentre seguirá trabajando por las mejores causas del estado y de sus pueblos.

“Los partidos, incluyendo el PRI, no son malos, sus preceptos son buenos. Se hicieron para servirle a la gente, para ayudarle a la sociedad para hacer política de primera. Muchas veces quienes dirigen los partidos hacen que algunos ciudadanos, algunos militantes tomemos otra decisión, a quienes de manera irresponsable manejan el partido y no atienden a la verdadera militancia”, indicó.

Indicó Gurrión que no le da temor ser víctima de represalias; se definió como un hombre honesto que se ha manejado con rectitud, y pidió a la dirigencia del tricolor respetar su decisión.